• 34 obispos chilenos ofrecen dimisión masiva por escándalo sexual
Publicada: sábado, 19 de mayo de 2018 14:51
Actualizada: sábado, 19 de mayo de 2018 18:52

Una decisión sin precedentes en la historia de la Iglesia de Chile: un total de 34 obispos chilenos ofrecieron el viernes su dimisión al papa Francisco por el escándalo de abusos sexuales y su posterior encubrimiento durante años por parte de la cúpula eclesiástica en dicho país.

“Hemos puesto nuestros puestos en manos del Santo Padre y dejaremos que él decida libremente por cada uno de nosotros”, informaron los obispos en una rueda de prensa desde el Vaticano, pidiendo perdón a las víctimas de los abusos.

El papa entregó esta semana un documento de diez páginas a los 34 obispos chilenos, en el que señalaba que los obispos eran colectivamente responsables de los “graves defectos” en el manejo de los casos de abusos y de la consiguiente pérdida de credibilidad de la Iglesia católica.

La citada renuncia masiva se produjo después de que los referidos obispos chilenos se reunieran con el sumo pontífice en el Vaticano para tratar los errores y omisiones en la gestión de los casos de abusos, por ejemplo, el obispo Juan Barros, acusado de encubrir al sacerdote Fernando Karadima.

Hemos puesto nuestros puestos en manos del Santo Padre y dejaremos que él decida libremente por cada uno de nosotros”, informan los 34 obispos chilenos acusados por el papa de negligencia en el manejo de los casos de abusos sexuales en su país.

 

Karadima fue condenado en 2011 por la Justicia canónica a una vida de reclusión y penitencia por abusos sexuales a menores, encubiertos, sin embargo, durante muchos años por Barros.

Además la ONG Bishop Accountability publicó en enero un listado con 80 sacerdotes, clérigos y una monja, acusados de abusos sexuales a menores de edad en el país suramericano.

El papa Francisco defendió en un principio a Barros, pero tras enterarse de los resultados de una investigación al respecto, aseguró que había sido mal informado y pidió perdón a todas las víctimas. 

El diario argentino Clarín anunció el jueves que cuatro obispos, el primero Barros, ya habían renunciado por estar implicados en la cobertura de las depredaciones sexuales de Karadima.

tqi/rba/nii/

Comentarios