• “Derecha de Brasil usa estrategia de demolición contra Lula”
Publicada: sábado, 6 de octubre de 2018 18:56
Actualizada: martes, 9 de octubre de 2018 19:44

La derecha de Brasil utiliza el tema de la corrupción como una “estrategia de demolición” para dañar la imagen del expresidente Lula da Silva.

“La situación respecto al tema de corrupción (…) es una estrategia de demolición (contra Lula) por parte de la derecha y de los grandes medios de comunicación de Brasil e Internacionales”, ha dicho este sábado el analista Esteban Silva Cuadra en un análisis para Hispan TV.

Silva Cuadra ha hecho referencia a las acusaciones de corrupción contra Lula como uno de los factores que ha dado pie a la “fragmentación política” en Brasil y al hecho de que el electorado en el país suramericano esté dividido.

Esta fragmentación, aduce el analista, se debe, por otra parte, a las reformas débiles del actual presidente de Brasil, Michel Temer, en la esfera económica, las cuales han hecho que los sectores “incluso sociales, que habían dado apoyo” al gobierno de Lula se restaran”.

La situación respecto al tema de corrupción (…) es una estrategia de demolición (contra Lula) por parte de la derecha y de los grandes medios de comunicación de Brasil e Internacionales”, explica el analista internacional Esteban Silva Cuadra en un análisis para Hispan TV.

 

Mañana domingo, los brasileños votarán en una elección “polarizada” —según Silva Cuadra— entre el ultraderechista Jair Bolsonaro, del Partido Social Liberal (PSL), y Fernando Haddad, del Partido de los Trabajadores (PT).

Esta polarización y el impacto que tienen las elecciones “tanto para la sociedad como a nivel geopolítico”, han hecho que se celebren en un contexto “dramático”, conforme el analista.

Entre los factores que han contribuido al alto grado de la sensibilidad de las venideras presidenciales de Brasil, el analista alude al hecho de que los comicios se celebrarán “en un momento en que el principal líder, que podía haber ganado el día de mañana, está preso”.

Lula, que encabezaba las encuestas con casi el 40 % en intención de voto, no puede participar en las elecciones porque la Justicia brasileña le ha condenado en segunda instancia a 12 años de prisión por supuesta corrupción.

Fuente: HispanTV Noticias

tqi/alg/nii/

Comentarios