• Un motín de policías en contra de la reelección del ex presidente Evo Morales a pocos metros del palacio presidencial, en La Paz, Bolivia, 9 de noviembre de 2019.
Publicada: jueves, 21 de noviembre de 2019 11:20

Los líderes conspiradores del golpe de Estado contra el presidente de Bolivia, Evo Morales, fueron entrenados por el Ejército de EE.UU., asegura un analista.

“Los comandantes del Ejército y la Policía de Bolivia ayudaron a planear el golpe y garantizaron su éxito (…) Ellos fueron educados por EE.UU. para la insurrección a través de programas de entrenamiento de la Escuela de las Américas y el Federal de Investigaciones de EE.UU. (FBI, por sus siglas en inglés)”, indica el analista Jeb Sprague en un artículo publicado en el portal The Grayzone.

LEER MÁS: Morales: Golpe de Estado es una conspiración que “viene de EEUU”

Conforme al texto, apenas se ha reconocido el papel destacado y directo de EE.UU. en el reciente golpe militar en Bolivia, perpetrado en medio de una coyuntura de eventos que obligaron a Morales a renunciar el 10 de noviembre.

Sprague asegura que al menos seis de los conspiradores golpistas clave eran exalumnos de la “tristemente célebre Escuela de las Américas”, conocida desde 2001 como Instituto del Hemisferio Occidental para la Cooperación en Seguridad.

Asimismo, pone de relieve que, dentro de la Policía de Bolivia, los principales comandantes que ayudaron a orquestar el golpe han pasado por el programa de intercambio Policía de América Latina acreditados en Estados Unidos (APALA, por sus siglas en inglés).

Los comandantes del Ejército y la Policía de Bolivia ayudaron a planear el golpe y garantizaron su éxito (…) Ellos fueron educados por EE.UU. para la insurrección a través de programas de entrenamiento de la Escuela de las Américas y el Federal de Investigaciones de EE.UU. (FBI, por sus siglas en inglés)”, indica un artículo publicado en el portal The Grayzone.

 

Al respecto explica que, “desde Washington, APALA funciona para construir relaciones entre las autoridades estadounidenses y los oficiales de policía de los estados latinoamericanos”, aunque este programa de gran influencia mantiene poca presencia pública, agrega.

El texto recalca que el papel de los oficiales militares y policiales entrenados por Washington fue fundamental para precipitar el denominado cambio de régimen en el país, asegurando que el complot golpista no podría haber tenido éxito sin la aprobación de esos comandantes militares y policiales.

LEER MÁS: Morales acusa a EEUU de estar detrás de golpe de Estado en Bolivia

“Una serie de 16 audios filtrados reportado en el sitio web de noticias boliviano La Época revela que se llevó a cabo una coordinación encubierta entre los actuales y antiguos líderes de la policía, el ejército y la oposición para provocar el golpe”, reseña la publicación, para luego apuntar que uno de ellos fue el exgobernador de la ciudad central de Cochabamba Manfred Reyes Villa quien resulta ser un exalumno de la Escuela de las Américas y que actualmente reside en EE.UU.

LEER MÁS: Activistas estadounidenses exponen evidencias de golpe en Bolivia

Otro protagonista clave, menciona Sprague, es el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, Williams Kaliman, quien pese a que, en diferentes momentos parece haber sido leal o haber fingido lealtad al Gobierno constitucional de Morales, había considerado necesaria la dimisión del presidente, como la solución para poner fin a las confrontaciones que dividen a la nación.

“Kaliman también fue un alumno de la Escuela de las Américas en 2003. Apenas 72 horas después del golpe de Estado cobró su recompensa, un millón de dólares y se fue a residir a Washington”, enfatiza.

Anteriormente, el politólogo estadounidense Noam Chomsky declaró que el golpe de Estado contra Morales fue promovido por EE.UU., cuyas autoridades desde hace mucho tiempo estaban ansiosas por expulsar al presidente boliviano y a su movimiento.

mrz/ncl/myd/hnb

Comentarios