• El canciller boliviano, Diego Pary, en un acto celebrado en La Paz (Capital de Bolivia), 11 de abril de 2019. (Foto: ABI)
Publicada: viernes, 12 de abril de 2019 2:25

El Gobierno boliviano rechazó la resolución del Senado de Estados Unidos sobre las elecciones presidenciales de este país calificándola de “intervención”.

“Bolivia es un Estado soberano, Bolivia es un Estado independiente y a los únicos a los que se debe, es a los bolivianos, nosotros rechazamos cualquier resolución que intente menoscabar el derecho de los bolivianos (...) El senado de Estados Unidos no tiene ninguna atribución para intervenir en los asuntos de los bolivianos”, manifestó el canciller boliviano, Diego Pary, el jueves a la Radio estatal Patria Nueva.

Las palabras del ministro boliviano se aluden a una resolución aprobada por el senado de Estados Unidos que solicita al Gobierno del presidente de este país, Evo Morales, respetar los límites constitucionales en los mandatos presidenciales, de acuerdo con los medios internacionales.

En este sentido, la autoridad boliviana declaró que tal resolución ha sido aprobada porque el Gobierno de Washington no tiene potestad de entrometerse en asuntos internos de los bolivianos.

Bolivia es un Estado soberano, Bolivia es un Estado independiente y a los únicos a los que se debe, es a los bolivianos, nosotros rechazamos cualquier resolución que intente menoscabar el derecho de los bolivianos (...) El senado de Estados Unidos no tiene ninguna atribución para intervenir en los asuntos de los bolivianos”, manifestó el canciller boliviano, Diego Pary.

 

De igual manera, el jefe de la diplomacia boliviana hizo hincapié en que su país remarca en todos los foros internacionales que no va a aceptar de ninguna manera que cualquier país de afuera intente realizar injerencias en los asuntos internos del país.

Finalmente, respecto a las afirmaciones de algunos representantes norteamericanos, y que son aceptadas también por la oposición en Bolivia, sobre un supuesto debilitamiento de la democracia en el país, Pary tildó de ser erróneas ya que los resultados muestran todo lo contrario y sitúa al país más vigente que nunca en el ámbito internacional. 

La Administración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y algunas figuras en el Congreso estadounidense no han parado de atacar a Morales desde noviembre de 2017, cuando el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) de Bolivia aprobó un recurso que posibilitaría la reelección del presidente por cuarta vez.

Al responder a las arremetidas por tal cuestión, el mandatario latinoamericano revalidó que Bolivia ya no es una “colonia yanqui” y que su Gobierno de izquierda no es sumiso a Estados Unidos.

fmd/sjy/rba

Comentarios