• El presidente boliviano, Evo Morales, sube al avión para ir a escuchar el fallo sobre la demanda marítima (Foto: 24 horas), 29 de septiembre de 2018.
Publicada: domingo, 30 de septiembre de 2018 0:55

El presidente de Bolivia, Evo Morales, ha volado a Países Bajos para escuchar el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) sobre el diferendo marítimo.

“Bolivia jamás abandonará la causa. Por ello, este 1 de octubre, el pueblo boliviano se congregará sin divisiones, sin diferencia alguna en torno a nuestra tricolor, nuestra wiphala, y nuestra bandera de la reivindicación marítima, para decir al mundo que nuestro reencuentro con el mar no sólo es posible, sino que es inevitable”, ha dicho Morales antes del viaje.

En una rueda de prensa organizada en la mañana del sábado antes de despegar en el avión presidencial del Aeropuerto Internacional El Alto, en La Paz (capital ejecutiva y legislativa boliviana), el mandatario se pronunció a favor de “la solución pacífica de las controversias internacionales, el arreglo judicial fundado en los hechos, el derecho internacional y los precedentes aplicables”.

El lunes 1 de octubre, está previsto que la CIJ de La Haya emita su veredicto respecto a la demanda interpuesta en 2013 por Bolivia contra Chile por lo que considera obligación de Santiago de negociar un acceso de su país vecino al océano Pacífico.

Sin embargo, Morales insistió en su rueda de prensa previa al viaje en que la demanda marítima boliviana no debe ser considerada “un acto inamistoso” ni una “acción hostil”, sino una “oportunidad para reencontrarse”.

Bolivia jamás abandonará la causa. Por ello, este 1 de octubre, el pueblo boliviano se congregará sin divisiones, sin diferencia alguna en torno a nuestra tricolor, nuestra wiphala, y nuestra bandera de la reivindicación marítima, para decir al mundo que nuestro reencuentro con el mar no sólo es posible, sino que es inevitable”, ha declarado el presidente de Bolivia, Evo Morales, antes de desplazarse a Países Bajos para escuchar el fallo sobre el diferendo marítimo Bolivia-Chile.

 

“Somos vecinos y hermanos con un destino común. Juntos podemos y debemos superar nuestras diferencias”, añadió para aclarar el espíritu que anima la demanda de La Paz, antes de expresar su deseo de que el fallo dé pie a una “relación fraterna” que pueda ser heredada por las generaciones venideras.

La demanda, dijo el mandatario, “está basada en compromisos del Estado chileno” y tiene por objetivo que las autoridades de ambos países se sienten en la mesa de negociaciones, a fin de que “Bolivia retorne al océano Pacífico con soberanía”, 135 años después de perder el acceso al mar en la guerra del Pacífico.

El jueves, el ministro chileno de Relaciones Exteriores, Roberto Ampuero, anunció por su parte que no viajaría a La Haya para escuchar el fallo, además de declarar que el territorio chileno “está resguardado y no será parte de negociación alguna”. Su homólogo boliviano, Diego Pary, reaccionó acusando a su par de “distorsionar la esencia de la demanda boliviana”.

mla/ncl/mjs/mkh

Comentarios