• Rohingya en Bangladés están inquietos por planes de repartición
Publicada: jueves, 22 de agosto de 2019 7:47
Actualizada: jueves, 22 de agosto de 2019 8:44

Los refugiados Rohingya en Bangladés están inquietos por los planes de repartición. Las oenegés urgen una solución permanente a la crisis.

Los musulmanes Rohingya en Bangladés entre la espada y la pared. Los Gobiernos de Myanmar (Birmania) y Bangladés preparan la repatriación de los refugiados que huyeron de su país, donde fueron objeto de un “intento de genocidio” según la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Fueron unos 700 000 que abandonaron desde el 2017, el estado de Rajine (oeste) al ser perseguidos por las autoridades. Y aunque viven ahora en una situación pésima en el vecino Bangladés, prefieren quedarse y temen regresar.

De hecho, un conjunto de 64 oenegés han asegurado que las condiciones actuales en Myanmar no son propicias para el retorno. Sin embargo, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y las autoridades de Bangladés han comenzado una consulta a más de 3000 Rohingya para determinar su voluntad de volver.

Myanmar, una nación con una población de mayoría budista, no reconoce la ciudadanía birmana de los Rohingya, una comunidad integrada por más de un millón de personas.

smd/hnb

Comentarios