• Un hacker roba datos personales de 7 millones de israelíes.
Publicada: martes, 7 de septiembre de 2021 18:30

Un pirata informático, que se identificó como Sangkancil, afirma haber robado los datos personales del más de 80 por ciento de los israelíes.

El hacker reveló por primera vez que se había apoderado de los datos de los municipios ocupados por los israelíes el domingo en un post publicado en la aplicación de mensajería Telegram y luego el lunes, difundió imágenes de documentos para corroborar sus declaraciones .El atacante dice que robó la información personal de 7 millones de israelíes del sitio web CITY4U, utilizado por las autoridades locales del régimen de Israel para procesar pagos como los impuestos sobre la propiedad, las multas y las facturas de servicios públicos.

Los datos robados van desde el nombre de los residentes en los territorios ocupados de Palestina y sus licencias de conducir, entre otras informaciones privadas de gran importancia, hasta sus facturas de impuestos.

Los medios israelíes advierten que si las afirmaciones del atacante se confirman, el hackeo sería una de las más graves violaciones de la privacidad en la historia de este régimen ocupante.

 

Sangkancil ha publicado los documentos en Telegram y varios foros de hacking en línea y ha pedido una suma de dinero, sin revelar su cuantía a cambio de la información y advertido que podría revelar más información en los próximos días.

“Esta es mi primera sorpresa para el año nuevo judío. Disfrutad”, escribió el atacante, en referencia a la festividad de Rosh Hashanah de esta semana.

Sang Kancil es el nombre de una serie de fábulas populares en Indonesia y Malasia. Sin embargo, aún se desconoce la identidad del atacante, ni de dónde se ha llevado a cabo el robo masivo de la información.

No se trata de la primera vez, que se roban los datos personales de los residentes israelíes lo que muestra cuán débil y vulnerable es el régimen de Tel Aviv ante los ataques cibernéticos.

En diciembre de 2020, los medios israelíes informaron de la filtración de información personal de miles de personas, incluidos algunos altos funcionarios del régimen de ocupación, en un ataque cibernético contra la compañía de seguros Shirbit.

Muchos especialistas israelíes en ciberseguridad han instado a las autoridades israelíes a pedir disculpas a los residentes en los territorios ocupados por su incapacidad en proteger la privacidad de la gente.

ftm/krd/rba