• El presidente israelí, Reuven Rivlin, durante un acto en el parlamento de Israel, en Al-Quds (Jerusalén). (Foto: AP)
Publicada: jueves, 8 de abril de 2021 7:45

El presidente israelí, Reuven Rivlin, rompe en llanto mientras ofrecía un discurso en el parlamento sobre las divisiones internas de este régimen.

Esto ocurrió cuando Rivlin abordaba las divisiones internas durante una sesión del parlamento, en la que los nuevos miembros prestaron juramento constitucional, tal como reportó el miércoles el diario israelí The Jerusalem Post (JP).

Tras expresar su pesar por haber presidido seis parlamentos durante su mandato de siete años, Rivlin advirtió de un peligro real para lo que llamó “la firmeza israelí”, en caso de que no se tuviese la sabiduría suficiente para encontrar un modelo de asociación, que permita vivir con respeto mutuo.

Hay marcadas diferencias entre los partidos políticos israelíes, situación que ha dejado estancadas las elecciones del régimen de Tel Aviv desde 2018.

 

El estancamiento se palpa en el ambiente poselectoral de Israel que después de cuatros comicios legislativos en dos años sigue en el limbo político sin siquiera poder formar una coalición que mantenga sus compromisos. 

En la última cita electoral, el primer ministro israelí, Bejamín Netanyahu, y sus socios conservadores consiguieron 52 escaños y el bloque de corte izquierdista, 57. En esta coyuntura, ambos requieren del apoyo del partido derechista Yamina, que obtuvo 7 curules, y del partido árabe Raam, que logró 4. De momento, ninguno de ellos ha indicado a qué lado dará su apoyo.

Tal situación llevó al presidente israelí a designar a Netanyahu para formar ejecutivo, pese a que el premier está implicado en los casos conocidos como 1000, 2000 y 4000, que le imputan la recepción de regalos a cambio de favores y supuestos tratos para recibir una cobertura favorable de los medios sobre él y su familia. 

fmk/ncl/hnb