• El exjefe del estado mayor del ejército israelí Gadi Eisenkot.
Publicada: domingo, 24 de mayo de 2020 7:24

Un exjefe militar israelí recuerda la derrota del ejército de Israel por Hezbolá de El Líbano, enfatizando que el régimen pagó un “alto precio”.

En una entrevista realizada el sábado con el diario Israel Hayom, el exjefe del estado mayor del ejército israelí, Gadi Eisenkot, abordó el tema con ocasión del 20.º aniversario de la derrota del régimen de Israel en el sur de El Líbano.

En su diálogo con el diario israelí, Eisenkot hizo hincapié en que “el Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá), ha logrado sus objetivos estratégicos contra el ejército israelí, que fue expulsar a Israel de El Líbano a través de la guerra de guerrillas…”.

En esta misma línea, el alto mando militar israelí detalló que Hezbolá, a través de una serie de operaciones militares complejas, logró “desorganizar” al ejército israelí y sacó a Israel de los territorios libaneses.

En otra parte de sus declaraciones, Eisenkot explicó que la larga estadía del ejército en El Líbano (1982-2000) fue un error estratégico y le costó a Israel un “alto precio”.

 

Tras dos décadas de resistencia y lucha, Hezbolá logró expulsar el 24 de mayo de 2000 a las fuerzas israelíes de las zonas sureñas de El Líbano y consiguió una victoria histórica ante el régimen de Tel Aviv.

Desde la última guerra de Israel contra El Líbano en 2006, la capacidad disuasiva de Hezbolá se ha incrementado notablemente, tal y como han admitido las autoridades israelíes, que aventuran que el movimiento cuenta en su arsenal con unos 150 000 misiles.

En 2006, Israel volvió a abrir un nuevo frente de guerra contra Hezbolá en El Líbano y, so pretexto de liberar a dos de sus militares, lanzó amplios ataques por tierra, mar y aire contra el territorio libanés. No obstante, gracias a la resistencia de Hezbolá, retrocedió sin lograr ninguno de sus objetivos.

shz/rha/mnz/hnb