• Dos combatientes del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá).
Publicada: viernes, 15 de diciembre de 2017 18:20

Un destacado general israelí advierte de que el régimen de Tel Aviv no está preparado para asumir las consecuencias de un enfrentamiento con Hezbolá.

“Israel no es capaz de tolerar las consecuencias de una nueva guerra con Hezbolá. Debemos hacer todo lo posible para detener la posibilidad del inicio de un enfrentamiento militar”, ha dicho este viernes Giora Eiland, presidente del consejo de seguridad nacional del régimen de Israel entre 2005 y 2006.

Tras recordar que Hezbolá no posee armas de destrucción masiva, Eiland ha advertido de que el Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá) tiene unos 130.000 misiles de mediano y largo alcance.

Por su parte, el representante del régimen de Israel ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Danny Danon, ha asegurado que el número de misiles con que cuenta Hezbolá supera a los de los países miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Danon ha admitido que las zonas residenciales de los territorios palestinos ocupados por los israelíes están al alcance de los misiles de la Resistencia libanesa.

“Las imágenes satélites muestran que Hezbolá ha establecido posiciones militares en las aldeas del sur de El Líbano”, ha sostenido el diplomático israelí.

Israel no es capaz de tolerar las consecuencias de una nueva guerra con Hezbolá (el Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano). Debemos hacer todo lo posible para detener la posibilidad del inicio de un enfrentamiento militar”, dice Giora Eiland, presidente del consejo de seguridad nacional del régimen de Israel entre 2005 y 2006.

 

Hacer pasar a Hezbolá por un “movimiento belicista” se ha convertido en la principal estrategia del régimen de Tel Aviv. Uno de los objetivos es allanar con ello el camino hacia una nueva ofensiva contra la Resistencia, a fin de garantizar la ocupación israelí de los territorios palestinos, según los analistas.

Funcionarios del espionaje israelí han advertido además en varias ocasiones de que Hezbolá podría sorprender a Israel con un ataque masivo en represalia por los crímenes cometidos por el régimen contra los pueblos de Palestina y El Líbano.

Considerando crítico el papel de Hezbolá en la región, el diario israelí Haaretz ha indicado recientemente que el mayor desafío al régimen israelí en los territorios ocupados es el poderío militar de la Resistencia libanesa.

El secretario general de Hezbolá, Seyed Hasan Nasrolá, ha asegurado en reiteradas ocasiones que, en caso de agresión israelí a su país, los combatientes de Hezbolá saldrán victoriosos sin duda alguna.

alg/mla/msm/hnb

Comentarios