• Equipamiento militar estadounidense llega a Arabia Saudí.
Publicada: viernes, 17 de enero de 2020 17:53
Actualizada: viernes, 17 de enero de 2020 18:44

Arabia Saudí ha pagado alrededor de 500 millones de dólares para comenzar a cubrir el costo de las tropas estadounidenses desplegadas en el reino árabe.

En declaraciones hechas el jueves a la cadena local CNN, la portavoz del Departamento de Defensa (el Pentágono) de EE.UU., Rebecca Rebarich, señaló que el pago de los 500 millones fue efectuado en diciembre del año pasado.

Al respecto, el propio presidente Donald Trump anunció la semana pasada en una entrevista con Fox News que el reino petrolero “ya había depositado mil millones de dólares en el banco”.

En la actualidad, Washington tiene estacionados unos 3000 uniformados en Arabia Saudí y ha instalado baterías de misiles de defensa aérea Patriot para hacer frente a lo que los funcionarios del Pentágono llaman una “mayor amenaza iraní”.

Ambas partes han mantenido durante meses conversaciones para determinar qué gastos tienen que cubrir precisamente los saudíes. Los diálogos conducirán a un cálculo final sobre lo que Estados Unidos cree que los saudíes le deben.

De acuerdo a la orientación del presidente para aumentar el reparto de la carga entre los socios, el Departamento de Defensa ha encargado a Arabia Saudí que comparta el costo de estos despliegues y así respalde la seguridad regional y disuada las hostilidades y agresiones. El Gobierno saudí acordó ayudar a financiar el costo de estas actividades y ha hecho la primera contribución”, detalló la vocera del Pentágono.

 

La funcionaria detalló que hay discusiones en curso para formalizar un mecanismo para futuras contribuciones que compense el costo de estos despliegues.

Esta no es la primera vez que el régimen de los Al Saud contribuye a cubrir los costos militares de Estados Unidos. Riad, Kuwait y otros estados del Golfo Pérsico pagaron $36 mil millones para cubrir los costos de la llamada Operación Tormenta del Desierto contra Irak durante los años 1990 y 1991.

Los fondos saudíes están destinados a los costos generales de la presencia militar estadounidense, que incluye las operaciones de los aviones de combate y baterías de defensa antimisiles para proteger las instalaciones petroleras. La acumulación militar se produjo a pesar de que Trump afirma repetidamente que quiere reducir compromiso militar de Estados Unidos en el oeste de Asia.

Mientras tanto, las autoridades iraníes siempre han denunciado que la presencia militar de EE.UU. es el único origen de inestabilidad en la región, al tiempo que tachan a los saudíes de “vaca ordeñada” por Washington.

mjs/lvs/rba

Comentarios