• Localidades de Al-Duwadimi y Afif, donde dos estaciones de bombeo de petróleo para el oleoducto este-oeste saudí fueron alcanzadas por drones yemeníes.
Publicada: martes, 14 de mayo de 2019 10:59
Actualizada: martes, 14 de mayo de 2019 17:45

Arabia Saudí ha interrumpido este martes las operaciones en un importante oleoducto después que unos drones yemeníes atacaran sus instalaciones petroleras.

El ministro saudí de Energía, Jalid al-Falih, ha confirmado que dos estaciones de bombeo de petróleo para el oleoducto este-oeste del reino árabe han sido alcanzadas por cuadricópteros teledirigidos cargados de explosivos en las ciudades de Al-Duwadimi y Afif, en la provincia central de Riad.

El anuncio se produce horas después de que la cadena yemení Al-Masirah informara de que al menos siete aeronaves no tripuladas (drones) del Ejército yemení habían bombardeado instalaciones vitales de Arabia Saudí en “respuesta a la continua agresión saudí” contra el pueblo de Yemen.

El titular saudí ha detallado, además, que la multinacional saudí de petróleo Aramco, ubicada en Riad, había detenido el bombeo de petróleo en el oleoducto en cuestión mientras se evaluaban los daños causados por los ataques y se reparaban las estaciones afectadas.

El oleoducto este-oeste, que une la provincia de Riad, una región rica en petróleo, con el puerto de Yanbu, en el mar Rojo, produce a diario cinco millones de barriles.

 

Estos ataques tienen lugar prácticamente una semana después de que se registraran varias explosiones de gran magnitud en la ciudad portuaria de Yanbu. A este respecto, los medios oficiales saudíes se abstuvieron, no obstante, de ofrecer detalles.

Conforme resaltan distintos analistas, las nuevas acciones de represalia protagonizadas por las fuerzas yemeníes debido a las agresiones de Arabia Saudí y sus aliados ponen de relieve el avance del país árabe en lo que a tecnología armamentística se refiere, así como su alta preparación.

Los ataques de la jornada de hoy, agregan varios expertos, suponen, asimismo, una respuesta a la militarización, por parte de EE.UU., de la región de Oriente Medio y su “incondicional” apoyo al régimen de los Al Saud en la campaña militar que emprendió en marzo de 2015 contra el país más pobre del mundo árabe, la cual se ha saldado hasta la fecha con más de 60 000 civiles muertos.

En este sentido, los versados en esta cuestión advierten de las nuevas operaciones militares de las fuerzas yemeníes en los próximos días si Riad y sus aliados, entre ellos los Emiratos Árabes Unidos (EAU), continúan su agresión contra Yemen, y señalan que incluso las fuerzas estadounidenses podrían ser blanco de los ataques.

myd/anz/mtk/rba

Comentarios