• El príncipe heredero saudí, Mohamad Bin Salman (centro), y otros príncipes.
Publicada: viernes, 26 de enero de 2018 22:20
Actualizada: lunes, 5 de febrero de 2018 5:35

El príncipe heredero saudí, Mohamad Bin Salman, ordena el traslado de miembros de la realeza y millonarios que se encontraban recluidos en el lujoso hotel Ritz-Carlton de Riad (la capital) a una prisión de máxima seguridad, aunque algunos han logrado acuerdos con Al Saud para comprar su libertad.

Al menos 60 detenidos, incluido el príncipe Al-Walid bin Talal, han sido transferidos a Al-Hair, sur de Riad, según han confirmado fuentes citadas este viernes por Al-Araby Al-Jadeed.

El régimen saudí también ha amenazado a los magnates encarcelados, que se niegan a pagar las cantidades de dinero que se les pide, con emprender acciones legales en su contra.

En noviembre pasado, once príncipes, cuatro ministros y decenas de exministros saudíes fueron arrestados en una amplia operación ordenada por un comité anticorrupción creado y dirigido por el príncipe heredero.

Se estima que las autoridades saudíes han recuperado alrededor de 100.000 millones de dólares del dinero supuestamente obtenido de forma ilícita por los investigados.



La noticia sobre el traslado de los príncipes y magnates saudíes a una cárcel de máxima seguridad se produce en la misma jornada en que varios prominentes comerciantes, detenidos en la purga sin precedentes contra los príncipes y empresarios acusados de corrupción, han logrado acuerdos financieros con Riad para comprar su libertad, tal y como recoge la agencia de noticias británica Reuters.

La lista incluye a Walid al-Ibrahim, propietario de la cadena de televisión MBC; Fawaz Alhokair, uno de los principales accionistas de la cadena de moda Fawaz Abdolaziz Alhokair Co. y Jalid al-Tuwaijri, expresidente de la Real Audiencia, han mencionado las fuentes que hablaron en condición de anonimato, sin entrar en los detalles de los acuerdos alcanzados.

Reuters ha visto un correo enviado por Sam Barnett, director general de MBC, a los empleados de la cadena en el que se corrobora la liberación de Al- Ibrahim, quien está por el momento con su familia en Riad.

No obstante, si estos príncipes y empresarios logran comprar su libertad, no podrán vivir con la libertad que solían tener. Medios de comunicación han informado de que Arabia Saudí usará grilletes electrónicos para controlar a los príncipes y altos funcionarios recientemente liberados después de su detención en el marco de la llamada campaña anticorrupción.

ask/ctl/myd/mkh

Comentarios