• Los combatientes del movimiento popular yemení Ansarolá en Saná, la capital de Yemen.
Publicada: domingo, 17 de octubre de 2021 16:57

El Ejército de Yemen, apoyado por los comités populares, ha logrado liberar más de 3200 kilómetros cuadrados en las provincias de Marib y Shabwa.

El portavoz del Ejército yemení, el teniente general Yahya Sari, ha celebrado este domingo en una rueda de prensa el avance acelerado del Ejército y el movimiento popular Ansarolá hacia las posiciones de las fuerzas afiliadas al expresidente fugitivo Abdu Rabu Mansur Hadi en la estratégica provincia de Marib y su vecina Shabwa.

En el marco de la ofensiva, denominada “Primavera de Victoria”, las Fuerzas Armadas de Yemen han liberado por completo los distritos de Asilan, Bayhan y Al-Ain, en la provincia de Shabwa (sur), así como las regiones de Al-Abdiya y Harib en Marib (centro-oeste), ha detallado el vocero.

En sus ataques a las posiciones de los aliados y mercenarios de Riad en Marib, agrega el alto mando militar, el Ejército y los comités populares han logrado además tomar el control de buena parte de los distritos de Alyuba y Yabal al-Morad, también en Marib.

 

Durante la operación “Primavera de Victoria”, agrega, el Ejército yemení recuperó el control de un total de 3200 kilómetros cuadrados de las zonas que estaban en manos de los aliados de Riad, lo que constituye un duro revés para la ‘coalición’ agresora que está a punto de perder el control total de Marib.  

Los combates en Marib y Shabwa han causado cientos de muertos en las filas de los aliados de llamada coalición saudí, entre ellos elementos de los grupos terroristas de Daesh y Al-Qaeda, ha dicho el general Sari agregando que muchos otros terroristas y mercenarios han sido además detenidos.

El vocero ha afirmado que las Fuerzas Armadas yemeníes también han incautado una gran cantidad de armas y municiones pertenecientes a terroristas y fuerzas leales a Mansur Hadi.

Además, ha reiterando el compromiso del Ejército y Ansarolá con continuar la lucha hasta que se terminen los ataques de la ‘coalición’ a Yemen y se levante el asedio impuesto por Riad y sus aliados al empobrecido país árabe desde hace más de seis años.

Hasta la fecha, de las 14 ciudades importantes de la gobernación de Marib, 10 ya han sido completamente liberadas y solo cuatro están aún ocupadas parcialmente por los agresores.

Ansarolá ha declarado en distintas ocasiones que las fuerzas yemeníes suspenderían sus operaciones de represalia solo cuando Arabia Saudí pusiese fin a su devastadora guerra y bloqueo, puesto que sería el “preludio del establecimiento de la paz en Yemen”.

ftm/ftn/rba