• Yemen a Biden: No nos dejamos engañar por cualquier promesa
Publicada: viernes, 5 de febrero de 2021 3:01
Actualizada: sábado, 6 de febrero de 2021 3:38

Tras las declaraciones de Joe Biden sobre el fin de la guerra en Yemen, desde Saná avisan que el país no se dejará engañar por cualquier promesa.

El nuevo presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha anunciado este jueves el fin del apoyo de Washington a las ofensivas en Yemen. No obstante, ha asegurado que el país norteamericano seguirá al lado de Riad para defender su soberanía y su territorio.

“Cualquier paso que no alcance resultados en la vía de terminar el asedio y detener la agresión, lo consideramos vano y no le prestamos atención. No somos los que se dejan engañar por cualquier declaración”, ha enfatizado el presidente del Comité Supremo Revolucionario yemení, Mohamad Ali al-Houthi a través de un mensaje emitido esta misma jornada en su cuenta de Twitter.

En esta misma línea, el portavoz del movimiento popular yemení Ansarolá, Muhamad Abdulsalam, ha atribuido la paz en Yemen al cese total de las hostilidades y al levantamiento de la agresión contra el país árabe y ha enfatizado que los misiles yemeníes apuntan hacia la “defensa” y el disparo de estos misiles se detendrá solo si cesan los ataques y el asedio impuestos por Arabia Saudí.

Asimismo, otro dirigente de Ansarolá, Hamid Asem, ha comentado que la Administración Biden ha decidio tomar esta medida, luego de que la guerra en Yemen pasara una gran factura para Estados Unidos. 

 

Cinco años de agresión liderada por el régimen de Al Saud, con el apoyo de sus aliados occidentales, contra el país más pobre del mundo árabe no solo ha dejado miles de muertos, sino también ha provocado, según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la peor crisis humanitaria de la historia moderna en Yemen.

El apoyo de Estados Unidos a los ataques a Yemen comenzó en 2015, cuando Biden era vicepresidente en el gobierno de Barack Obama (2009 – 2017). El ahora presidente, durante su campaña electoral de 2020, había prometido revisar la relación de su país con Riad y poner fin al apoyo de Washington a la agresión saudí contra Yemen.

sar/lvs/mrg