• El presidente del Comité Supremo Revolucionario yemení, Muhamad Ali al-Houthi.
Publicada: jueves, 14 de marzo de 2019 8:39

El movimiento popular yemení Ansarolá aplaude la decisión del Senado de EE.UU. de poner fin al apoyo de la Casa Blanca a la agresión de Arabia Saudí a Yemen.

Con 54 votos a favor y 46 en contra, la Cámara Alta del Congreso de Estados Unidos aprobó el miércoles una resolución que pone fin al apoyo militar y logístico de Washington a la campaña bélica de Arabia Saudí y sus aliados contra el pueblo yemení.

Ahora la medida debe recibir el apoyo de los miembros de la Cámara de Representantes de EE.UU. para que entre en vigor, lo que parece posible debido a que la mayoría en la Cámara Baja está a favor del proyecto.

A través de su cuenta en Twitter, el presidente del Comité Supremo Revolucionario yemení, Muhamad Ali al-Houthi, destaca hoy jueves que la votación del Congreso ha revelado una vez más que la campaña agresiva de Riad y sus aliados constituye “crímenes de guerra” y ha confinado al país árabe a un “desastre humanitario”.

“Consideramos que esto es el resultado del coraje y la firmeza del pueblo yemení que se ha visto enfrentado a armas, crímenes y hambruna impuestos por la agresión estadounidense, británica y saudí”, afirma Ali al-Houthi.

“Consideramos que esto es el resultado del coraje y la firmeza del pueblo yemení que se ha visto enfrentado a armas, crímenes y hambruna impuestos por la agresión estadounidense, británica y saudí”, ha afirmado el presidente del Comité Supremo Revolucionario de Yemen, Muhamad Ali al-Houthi.

 

Por su parte, el senador estadounidense Bernie Sanders consideró el mismo miércoles la aprobación de dicho proyecto de “un paso importante e histórico para poner fin a la guerra catastrófica en Yemen”.

Desde marzo de 2015, el régimen saudí y sus aliados, incluidos EE.UU., el Reino Unido y EAU, cometen en Yemen crímenes de guerra de forma diaria, utilizando varios tipos de armas, con el objetivo de restaurar en el poder al expresidente fugitivo yemení, Abdu Rabu Mansur Hadi, y hacer frente al movimiento popular Ansarolá.

Los ataques saudíes, en muchas ocasiones perpetrados con aeronaves y bombas fabricados en Estados Unidos, han acabado con la vida de más de 11 000 yemeníes, además de destruir la infraestructura del país más pobre del mundo árabe.

snz/ncl/ftm/hnb

Comentarios