• El líder del movimiento popular yemení Ansarolá, Abdulmalik al-Houthi, ofrece un discurso televisado.
Publicada: domingo, 10 de noviembre de 2019 6:59

Ansarolá dice que dará una respuesta militar contundente a la mínima estupidez que cometa Israel contra Yemen tras los disturbios que provocó en Irak y El Líbano.

El líder del movimiento popular yemení Ansarolá, Abdulmalik al-Houthi, amenazó, por primera vez, al régimen de Tel Aviv con contundentes ataques militares, si se le ocurre extender a Yemen el juego que inició en Irak y El Líbano con el afán de crear inseguridad e inestabilidad en estos países y lograr sus objetivos.

“Si Israel comete cualquier estupidez contra nuestra nación, no dudaremos en abrir un frente de batalla contra el enemigo israelí y realizar ataques duros y aplastantes contra ese régimen”, afirmó Al-Houthi en un discurso televisado difundido el sábado.

Al-Houthi hizo notar que la satisfacción del régimen de Tel Aviv y Washington con los disturbios en Irak y El Líbano bien demuestra su verdadera postura, por lo que los países musulmanes deben tratar sus problemas internos de forma que los enemigos no puedan aprovecharse de la situación, como ocurrió en caso de los mencionados países árabes.

Si Israel comete cualquier estupidez contra nuestra nación, no dudaremos en abrir un frente de batalla contra el enemigo israelí y realizar ataques duros y aplastantes contra este régimen”, afirmó el líder del movimiento popular yemení Ansarolá, Abdulmalik al-Houthi.

 

Al respecto, el líder de Ansarolá alertó que la arrogancia mundial emplea todos los recursos y herramientas para dominar la región, intentando eliminar los principios y la moralidad de las naciones.

Hay evidencias que prueban más injerencia de Israel que de EE.UU. en la situación caótica de la región del oeste de Asia, en concreto en Irak y El Líbano, según Qais al-Jazali, el líder del grupo Asaib Ahl Al-Haq, que forma parte de las Unidades de Movilización Popular de Irak (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe).

LEER MÁS: Hezbolá iraquí a EEUU, Israel y Riad: estén fuera de protestas o…

Al-Jazali, en un comentario hecho el 3 de noviembre, aseguró que el servicio de espionaje israelí (el Mossad) opera en varias provincias del norte de Irak y tiene “una base conjunta” con la Agencia Central de Inteligencia de EE.UU. (CIA, por sus siglas en inglés) en el aeropuerto de Bagdad. El Mossad, conforme con el líder iraquí, busca usar a los disidentes de ciertos partidos iraquíes para “intensificar los enfrentamientos”.

Distintos movimientos y partidos políticos de Irak, a su vez, apuntan el dedo acusador a EE.UU. y a su aliado, Israel, por valerse de la coyuntura para provocar “caos” en su país.

La injerencia israelí se ha detectado también en las protestas en El Líbano, donde fue capturado un individuo de doble nacionalidad, libanesa-canadiense, que espiaba para el Mossad.

ask/ctl/msf

Comentarios