• Insurgentes del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) en Yemen.
Publicada: miércoles, 11 de julio de 2018 7:33

Arabia Saudí y sus aliados recurren a bandas terroristas, como EIIL (Daesh, en árabe) y Al-Qaeda, para compensar las derrotas que han sufrido en Yemen.

“Los terroristas de Daesh y Al-Qaeda que huyeron de Siria a las costas de Yemen ahora trabajan para Emiratos Unidos Árabes (EAU) y Arabia Saudí, que a su vez cuentan con el apoyo de EE.UU.”, ha aseverado este miércoles Ali Ajri, el jefe del Comité Revolucionario del movimiento popular Ansarolá de Yemen.

En declaraciones formuladas en una entrevista concedida a la agencia rusa de noticias Sputnik, el dirigente de Ansarolá ha indicado que la coalición saudí, apoyada por las “fuerzas imperialistas” recurren a cualquier táctica a su alcance, ya que no han podido lograr ninguno de sus objetivos en la ofensiva militar que emprenden desde 2015 contra Yemen.

Uno de estos métodos es el reclutamiento de los insurgentes takfiríes, algo que “ya hicieron en Afganistán, agrega el alto funcionario de Ansarolá. Denuncia además el apoyo financiero, armamentístico, logístico y operacional de Washington a los terroristas en Yemen. “Esta es una verdadera amenaza para toda la región y el mundo”, advierte.

Tanto la red terrorista Al-Qaeda como Daesh han aprovechado la brutal e inopinada guerra que el régimen de Arabia Saudí ha desatado contra Yemen para asentarse en este país.

Los terroristas de Daesh y Al-Qaeda que huyeron de Siria a las costas de Yemen ahora trabajan para Emiratos Unidos Árabes y Arabia Saudí, que a su vez cuentan con el apoyo de EE.UU.”, ha aseverado Ali Ajri, el jefe del Comité Revolucionario del movimiento popular Ansarolá de Yemen.

 

En otro momento de sus declaraciones, ha rechazado las acusaciones “sin fundamentos” de Riad y sus aliados occidentales sobre el suministro de misiles balísticos por parte de Irán al Ejército y Ansarolá de Yemen.

“Si los estadounidenses tuvieran alguna prueba de ello no montarían el espectáculo con Nikki Haley (representante permanente de EE.UU. ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU)”, ha señalado en alusión al acto de Haley de mostrar los supuestos restos de un misil  lanzado desde Yemen contra Arabia Saudí (el 4 de noviembre de 2017) a sus colegas de la Naciones Unidas.

“¿Cómo pueden llegar misiles y armas a nuestro país si ni siquiera podemos recibir los productos básicos? (…) Las declaraciones de los medios de comunicación de EE.UU. de que los misiles entran a Yemen desmontados son absurdas”, ha cuestionado.

mnz/ktg/msf

Commentarios