• Misil de Nayem al-Saqeb del Ejército yemení
Publicada: sábado, 4 de julio de 2015 5:14
Actualizada: sábado, 15 de octubre de 2016 5:50

El Ejército yemení, con el apoyo de los combatientes del movimiento popular Ansarolá, atacó varios puestos militares saudíes en las fronteras que comparten ambos Estados.

"Las fuerzas yemeníes lanzaron el viernes 13 misiles contra el puesto de Al-Jube, en la provincia de Jizan, y además de dejar varios soldados saudíes muertos, provocaron daños materiales en la instalación y la huida de los militares", informó la agencia local Lahjnews, citando fuentes militares yemeníes.

Las fuerzas yemeníes lanzaron el viernes 13 misiles contra el puesto de Al-Jube, en la provincia de Jizan, y además de dejar varios soldados saudíes muertos, provocaron daños materiales en la instalación y la huida de los militares", informó Lahjnews.

Asimismo lanzaron misiles tipo Al-Naym al-Saqeb contra las posiciones militares saudíes de Al-Mafjara, Al-Joyara y Al-Mazjara en la misma provincia, bombardeos que generaron un espeso humo en los centros militares.

También atacaron el centro de Al-Sharafa, en la provincia de Al-Najran, y tras la fuga de los soldados saudíes, lograron colocar la bandera yemení en la instalación militar.

Por último, la fuente consultada añadió que las fuerzas conjuntas yemeníes lanzaron una serie de ataques con cohetes contra el aeropuerto de Al-Najran, aunque no dio constancia de daños materiales ni víctimas mortales.

Combatientes del movimiento popular yemení Ansarolá

 

Estos actos se produjeron después de que un informe elaborado por la agencia de Inteligencia de EE.UU. y publicado por la agencia de noticias Middle East Panorama reveló que, en represalia por los incesantes ataques saudíes contra Yemen, el Ejército yemení y el de voluntarios combatientes han logrado abatir a más de 2000 soldados saudíes y destruir al menos 500 tanques y 98 puestos militares.

El pasado miércoles, el Ejército lanzó un misil Scud contra la base de Al-Sulayyil, en la provincia de Riad, y destruyó 25 cazas saudíes, además de provocar la muerte de un gran número de soldados y oficiales.

Las fuerzas yemeníes perpetran sus ataques en respuesta a la agresión, que según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), ha provocado la muerte de al menos 2800 personas, además de 13 mil heridos.

La ONU indica que más del 80 por ciento de los yemeníes necesita, con carácter urgente, asistencia humanitaria por los ataques que han destruido buena parte de las infraestructuras de su país.

mkh/ybm/msf

Comentarios