• El primer ministro de Israel, Benyamin Netanyahu.
Publicada: lunes, 11 de abril de 2016 1:06
Actualizada: lunes, 11 de abril de 2016 3:18

Transcurrido un año tras el inicio de la agresión de Arabia Saudí contra Yemen, nuevos informes contribuyen aun más a desentrañar la complicidad del régimen israelí en esta ofensiva militar.

La televisión yemení, Al-Massira, en un informe divulgado este domingo ha intentado dar un repaso a más de un año de la agresión aérea saudí contra el territorio yemení que según cifras oficiales, ha dejado, entre muertos y heridos, más de 32.000 víctimas, en su mayoría civiles.

Últimamente la agencia de inteligencia geoestratégica estadounidense Stratfor ha revelado una serie de detalles de la base militar israelí cerca de Bab el-Mandeb que ponen de relieve nuevas dimensiones del espionaje de este régimen” en contra de Yemen, indica un informe de  la televisión yemení, Al-Massira.    

No obstante, lo que más salta a la vista en este informe, gira en torno al papel secreto del régimen israelí que desde su base militar en el archipiélago Dahlak —situado en el mar Rojo y cerca del estrecho de Bab el-Mandeb, al suroeste de Yemen—, secunda a la ofensiva saudí.

En tal sentido, la fuente indica que los cazas israelíes desplegados en esa base participaron en los ataques aéreos de septiembre de 2015 contra la ciudad portuaria de Mocha, en la provincia yemení de Taiz (suroeste), con un saldo de 88 civiles muertos.

Apenas pocos días después del inicio de la agresión saudí, un comandante de la fuerza aérea israelí, Amir Eshel, aseguró que los cazas del régimen de ocupación secundan a Riad y sus aliados regionales y extrarregionales contra Yemen.

Por otra parte, el informe habla de las actividades de espionaje que el régimen Israel desarrolla, en gran medida, en el mencionado archipiélago, por medio de las cuales ha brindado, de manera recurrente, apoyos informativos a las autoridades saudíes.

Últimamente la agencia de inteligencia geoestratégica estadounidense Stratfor ha revelado una serie de detalles de la base militar israelí cerca de Bab el-Mandeb que ponen de relieve nuevas dimensiones del espionaje de este régimen” en contra de Yemen, indica.     

En un primer momento, el portal de noticias ‘Yemensaeed’ había revelado que los satélites espías israelíes entregan información sobre las posiciones de los combatientes del movimiento popular yemení Ansarolá a Arabia Saudí.

La peligrosa e inhumana aventura de Riad en Yemen, que tuvo desde el principio —26 de marzo de 2015— la luz verde de EE.UU., era para restaurar en el poder al fugitivo expresidente yemení, Abdu Rabu Mansur Hadi (su estrecho aliado) después de que Ansarolá empezara a reforzarse.

mpv/rha/hnb

Comentarios