• El portavoz de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Farhan Haq.
Publicada: jueves, 3 de marzo de 2016 3:19

La ONU denuncia la desalmada conducta de Arabia Saudí, que todavía impide la llegada de barcos cargados de ayuda humanitaria para la población yemení, víctima de una catastrófica situación interna.

Transcurridas dos semanas, Arabia Saudí todavía no deja que el barco de ayuda humanitaria de la ONU —llamado Mainport Cedar— llegue a los puertos de Al-Hudaida (oeste) y Adén (sur)”, ha denunciado este miércoles el portavoz de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Farhan Haq.

Asimismo, ha agregado que el ente internacional ha proporcionado bastantes detalles sobre los dispositivos de información que llevaba este barco en su destino hacia Yemen y aun sigue esperando la liberación de lo interceptado, informa la agencia estatal yemení de noticias SABA.

Transcurridas dos semanas, Arabia Saudí todavía no deja que el barco de ayuda humanitaria de la ONU —llamado Mainport Cedar— llegue a los puertos de  Al-Hudaida (oeste) y Adén (sur)”, denuncia el portavoz de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Farhan Haq.

Por otra parte, el director de operaciones humanitarias de la ONU, John Ging, ha indicado que la organización internacional había informado previamente al régimen saudí de la expedición de este convoy humanitario a Yemen.

No obstante, ha proseguido, las fuerzas saudíes obstaculizaron la llegada del barco —que formaba parte del Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la ONU— a sus determinados destinos. La ONU no acepta condición alguna para liberar la mercancía, ha insistido.  

Estas declaraciones coinciden con los preparativos del régimen wahabí para atacar el puerto de Al-Hudaida, razón por la cual, ha exigido a todos los barco abandonar el lugar lo antes posible.

Desde el 26 de marzo de 2015, Yemen es blanco de una ofensiva saudí que, hasta el momento y de acuerdo con cifras divulgadas por las Naciones Unidas, ha dejado, entre muertos y heridos, más de 32.000 víctimas, en su mayoría civiles.

El lunes, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, condenó, en duros términos, el ataque saudí que provocó la muerte de 40 personas en Saná, la capital de Yemen.

Ese mismo día, Amnistía Internacional (AI) llamó a un embargo de armas contra los países que participan en la campaña militar antiyemení liderada por Arabia Saudí.

mpv/anz/rba

Comentarios