• Un cartel con las banderas de Venezuela e Irán, junto al logo de Megasis, en la entrada del supermercado iraní en Caracas, 30 de julio de 2020.
Publicada: sábado, 1 de agosto de 2020 16:27

La vicepresidenta ejecutiva de Venezuela afirma, tras la inauguración del supermercado iraní, que la voluntad de los dos países neutralizará sanciones de EE.UU.

No hay bloqueo que valga cuando la voluntad de los pueblos está centrada, concentrada, decidida y determinada a la independencia, a la libertad, a la defensa de la soberanía”, señaló Delcy Rodríguez en declaraciones publicadas el viernes por la Agencia Venezolana de Noticias (AVN).

Rodríguez dejó claro que la apertura del enorme supermercado, llamado Megasis, fortalece las relaciones Irán-Venezuela, ambos objetivos de sanciones del Gobierno de Estados Unidos por no acatar los lineamientos de la Casa Blanca.

Aquí nos unimos dos países que construimos un mundo distinto, un mundo sin el supremacismo racial que hoy está tomado en la Casa Blanca (...), este es el mundo nuevo, un mundo de múltiples polos, un mundo de respeto profundo al derecho internacional, al libre comercio”, apostilló.

 

Megasis abrió el jueves sus puertas en Caracas, capital venezolana, con más de 2500 productos iraníes y 1000 productos de empresas privadas del país sudamericano.

Sin embargo, la apertura del supermercado no le gustó a Washington, pues el subsecretario interino de EE.UU. para Asuntos del Hemisferio Occidental, Michael Kozak, enfatizó, después de la inauguración, que cualquier presencia de Irán en el Occidente “no es algo que veamos muy favorablemente”.

Entretanto, el diario estadounidense Wall Street Journal (WSJ) indicó, a su vez, que dicha iniciativa refuerza la posición de Teherán en el hemisferio occidental y se produce a medida que Venezuela busca cada vez más ayuda de los enemigos del imperialismo, incluyendo el petróleo de Irán y asistencia de la industria energética de Rusia.

Megasis es el primer supermercado de Irán en Venezuela y América Latina, pero no es el único comercio entre los dos Estados: la República Islámica de Irán envió en mayo cinco barcos cisterna cargados con 1,53 millones de barriles de gasolina y aditivos para abastecer a la nación sumida en una fuerte escasez de combustible. El sexto buque iraní, esta vez cargado con alimentos, arribó en junio a las costas de Venezuela, en el marco de la alianza estratégica de los dos países.

El aumento de las relaciones bilaterales en los últimos meses, ponen de relieve vínculos más estrechos ambos países en desafío a los severos embargos financieros que les ha impuesto el Gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump.

msm/ctl/mkh/hnb