• El canciller venezolano, Jorge Arreaza, habla durante una rueda de prensa en Washington, 6 de junio de 2018.
Publicada: martes, 16 de julio de 2019 17:18

El canciller venezolano le echa en cara a España sus prácticas de tortura después de que su par español pidiera “sanciones” contra Caracas por este caso.

Jorge Arreaza ha denunciado este martes el revelador informe del portal web Misión Verdad, con evidencias documentadas por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), sobre “las torturas sistemáticas en los centros de detención y custodia en España”.

LEER MÁS: ONU recrimina a España por la violación de derechos de menores

Ante las evidencias del presente reporte, “nos hace recordar aquella aleccionadora parábola bíblica que llama a reparar en la viga en el ojo propio”, ha aseverado en su cuenta en Twitter.

Este tuit del canciller venezolano ve la luz después de que Misión Verdad publicara el lunes un reportaje, titulado ‘Torturas sistemáticas en España ¿una política de Estado?’, que describe los casos de torturas a jóvenes arrestados mientras el Gobierno de España asume una posición en contra del Gobierno de Venezuela tras la muerte del capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo, cuando se encontraba bajo custodia de las fuerzas de seguridad por acusaciones de conspiración.

LEER MÁS: Maduro ordena investigación exhaustiva sobre muerte de un militar

“El maltrato contra menores españoles o inmigrantes detenidos es una pieza de una situación mucho más compleja y multifactorial. Por ello, el sistema de Naciones Unidas ha puesto especial atención posicionando a España como un sospechoso habitual de este tipo de crímenes”, resalta el reportaje.

Entre múltiples casos denunciados, la crónica hace referencia a la muerte de Ilyas T, un joven de 18 años marroquí que perdió la vida el pasado 1 de julio en el centro de menores Tierras de Oria, en Almería, mientras se utilizaban medios mecánicos para “contenerlo”.

Al joven marroquí —que tenía un diagnóstico de Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad—, mediante necropsia, se le detectaron signos de asfixia, dejando en entredicho al llamado “protocolo de contención” al que son sometidos muchos detenidos. Tras este hecho, el Consejo de Europa y el Defensor pusieron en cuestionamiento los métodos que se utilizan en el centro de menores de Almería.

El centro de menores de Tierras de Oria ya había sido señalado en los años 2015 y 2012 por recurrir a tratos desproporcionados y excesivamente agresivos contra jóvenes españoles y otros de condición inmigrante.

Captura de vídeo que demuestra cómo el joven marroquí fallecido recientemente en un centro de menores en Almería, fue torturado en una cama de sujeción mecánica.

 

Pese a estos casos de violaciones de los derechos humanos en España, el canciller español, Josep Borrell, pidió a la Unión Europea (UE) “sanciones” contra responsables “involucrados en torturas seguidas de muertes” en Venezuela por el caso del capitán Acosta Arévalo.

LEER MÁS: UE amenaza con imponer nuevas sanciones contra Venezuela

Diversos medios de comunicación y operadores políticos han presentado el caso Acosta Arévalo como una situación generalizada, señalando “la práctica estructurada de la tortura por parte del Estado venezolano”.

Sin embargo, los esfuerzos de las instituciones venezolanas para resolver el caso no son analizados en su justa dimensión, pues los señalamientos contra Venezuela se encuentran lejos del ámbito de la jurisprudencia y la ponderación, y más bien, dentro de la arena política.

LEER MÁS: Fiscalía venezolana inculpa a dos militares por muerte de Arévalo

tmv/anz/rba

Comentarios