• Fiscal general: golpistas subestiman fuerza social de chavismo
Publicada: lunes, 13 de mayo de 2019 5:48
Actualizada: martes, 14 de mayo de 2019 0:39

Los extremistas intentaron, en vano, dar un golpe de Estado en Venezuela, pero subestimaron el apoyo popular del chavismo, dice el fiscal general venezolano.

El 30 de abril se volvió a escribir “otro capítulo en la agenda insurreccional contra la Revolución Bolivariana, pero los extremistas internos y externos siguen subestimando la fuerza social del chavismo”, indicó el domingo fiscal general Tarek William Saab.

En declaraciones realizadas en una entrevista con el programa Análisis Situacional de la cadena de televisión local Globovisión, William Saab denunció el conato de golpe de Estado contra el presidente venezolano, Nicolás Maduro, de un reducido grupo de militares.

Las fuerzas de seguridad venezolanas neutralizaron con rapidez la actividad golpista liderada por Juan Guaidó, con la participación del dirigente opositor Leopoldo López, y ratificaron su respaldo al Ejecutivo chavista del país.

“Lo que ocurrió en el distribuidor Altamira fue un intento de golpe de Estado donde usaron armas de guerra para masacrar. Aquí no vamos a aplicar la pena de muerte, pero tampoco vamos a dejar esto en la impunidad”, confirmó el fiscal general venezolano.

En esta misma línea, William Saab destacó que lo primero que ha hecho la justicia venezolana es dictar medidas cautelares contra el líder golpista Guaidó, quien se autoproclamó en enero presidente interino de Venezuela con apoyo de EE.UU.

El 30 de abril se volvió a escribir otro capítulo en la agenda insurreccional contra la Revolución Bolivariana. Sin embargo, los extremistas internos y externos siguen subestimando la fuerza social del chavismo”, señala el fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab.

 

El Ministerio Público de Venezuela afirmó contar con suficientes pruebas que confirmaban la participación de decenas de diputados de la Asamblea Nacional (AN) del país —controlada por la oposición y en desacato judicial desde 2016— en el alzamiento militar de abril, y emitió órdenes de captura contra ellos.

Caracas culpa a la Administración estadounidense de organizar la intentona golpista a fin de imponer en Venezuela un gobierno títere y sumiso a sus órdenes, pero, hasta la fecha, no ha logrado nada gracias al apoyo popular e internacional con el que cuenta Maduro.

mnz/mkh/nii

Comentarios