• El canciller venezolano, Jorge Arreaza, en una reunión del Movimiento de Países No Alineados (MPNA), en Ginebra, Suiza, 28 de febrero de 2019. (Foto: VTV)
Publicada: martes, 12 de marzo de 2019 12:44
Actualizada: miércoles, 13 de marzo de 2019 14:17

Venezuela ha anunciado la expulsión de diplomáticos de EE.UU., que deben abandonar el país en 72 horas, y pone fin al establecimiento de oficinas de intereses.

“La República Bolivariana de Venezuela informa a la opinión pública su decisión de dar por concluidas las conversaciones entre el Gobierno de los Estados Unidos y el Gobierno de Venezuela acerca de un posible acuerdo para el mutuo establecimiento de oficinas de intereses tras la ruptura de relaciones diplomáticas”, ha anunciado este martes el Ministerio venezolano de Exteriores en un comunicado publicado por el canciller venezolano, Jorge Arreaza, en su cuenta de la red social Twitter.

Esta decisión se adopta debido a los “riesgos para la paz, la integridad y la estabilidad del país” bolivariano que representa la permanencia de los diplomáticos de EE.UU., tal y como ya insinuaran en numerosas ocasiones “voceros del más alto nivel” de la Administración del presidente estadounidense, Donald Trump, “quienes han amenazado con el uso de la fuerza militar, so pretexto de proteger a su personal”, señala el texto.

El Gobierno venezolano considera, asimismo, que las propias autoridades norteamericanas han “mentido sistemáticamente al mundo sobre la realidad de Venezuela” y dirigen “operaciones de bandera falsa para justificar una intervención” en el país caribeño.

La República Bolivariana de Venezuela informa a la opinión pública su decisión de dar por concluidas las conversaciones entre el Gobierno de los Estados Unidos y el Gobierno de Venezuela acerca de un posible acuerdo para el mutuo establecimiento de oficinas de intereses tras la ruptura de relaciones diplomáticas” ha anunciado el Ministerio de Exteriores de Venezuela en un comunicado publicado por el canciller venezolano, Jorge Arreaza.

Por lo tanto, el Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro, ha resuelto “no conceder una prórroga para la permanencia de los agentes diplomáticos estadounidenses” en territorio venezolano como parte de los diálogos para establecer las oficinas de intereses, sin embargo, ha reiterado su disposición a mantener canales de comunicación con EE.UU. bajo el principio del respeto mutuo y reiniciar diálogos a través de representaciones en la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Venezuela ha adoptado esta decisión transcurridos 45 días desde que el Gobierno de Caracas pusiera fin a las relaciones diplomáticas con EE.UU., después de que Juan Guaidó, jefe de la Asamblea Nacional (AN) venezolana —controlada por la oposición y declarada en desacato desde 2016—, se autoproclamara, el pasado 23 de enero, “presidente interino” del país. Esta medida fue reconocida de inmediato por la nación norteamericana.

El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, informó el lunes en Twitter de la retirada de la representación diplomática estadounidense alegando el “deterioro de la situación” en el país sudamericano y debido a “la conclusión de que la presencia del personal diplomático de EE.UU. en la embajada (en Venezuela) se ha convertido en un obstáculo para la política estadounidense”.

EE.UU. ordenó el pasado 24 de enero retirar parte de su personal diplomático de Venezuela, país que desde entonces vive momentos turbulentos por el apoyo de Washington al golpista Guaidó. Dicho apoyo se ha plasmado en una campaña mediática por parte de la Casa Blanca para dar a entender que en el país sudamericano se está desarrollando una crisis acuciante y, por ende, es necesario el envío de una “supuesta” ayuda humanitaria, la cual es vista por las autoridades venezolanas como un paso previo para una invasión del país, circunstancia a la que se suma la aplicación de sanciones por la Administración de Trump.

ahn/anz/myd/rba

Comentarios