• El presidente ruso, Vladimir Putin (dcha.), y su homólogo chino, Xi Jinping, hablan a la prensa en Vladivostok, 11 de septiembre de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: viernes, 1 de febrero de 2019 15:39
Actualizada: viernes, 1 de febrero de 2019 19:31

Rusia y China subrayan que mantendrán su cooperación con el Gobierno de Venezuela independientemente de lo que suceda tras la intentona golpista.

“En cualquier caso, independientemente del desarrollo de la situación política en ese país, confiamos y contamos con la posibilidad de mantener y continuar nuestras relaciones comerciales y económicas y la cooperación mutuamente provechosa”, ha declarado este viernes el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

El Gobierno ruso, ha reiterado Peskov, no reconoce al diputado de la Asamblea Nacional (AN) —en desacato desde 2016— Juan Guaidó, quien el pasado 23 de enero se autoproclamó “presidente encargado” de manera inconstitucional.

“Guaidó es presidente del Parlamento, no es jefe de Estado y no lo reconocemos como tal”, ha dicho el portavoz a la prensa, antes de insistir en que “el presidente de Venezuela es Nicolás Maduro”.

El portavoz del Kremlin ha dejado claro que “todo lo que sucede en Venezuela es asunto interno de ese país”, por lo que ha reclamado a “terceros países” que abandonen sus “injerencias” en la República Bolivariana.

(El líder opositor venezolano Juan) Guaidó es presidente del Parlamento, no es jefe de Estado y no lo reconocemos como tal. El presidente de Venezuela es Nicolás Maduro”, asevera el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

 

En China, el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Gen Shuang, ha recalcado este mismo viernes que la cooperación entre Pekín y Caracas se ajusta a todas las normas y leyes vigentes, se basa en los principios de igualdad y beneficio mutuo y no se verá afectada por un cambio de situación en el país sudamericano.

Gen indicó asimismo que la intención de su país es “promover los contactos y la cooperación con Venezuela en todas las esferas”.

Venezuela está viviendo jornadas de gran turbulencia debido a la autoproclamación de Guaidó como presidente interino, con el apoyo de EE.UU., pese a que Maduro, elegido legalmente en las urnas, comenzó su segundo mandato el pasado 10 de enero.

Tanto Moscú como Pekín aseguran que Washington está buscando abiertamente el derrocamiento del Gobierno democráticamente elegido de Maduro, y han prometido “defender sus intereses”.

Aunque algunos países occidentales y latinoamericanos aliados de Washington han reconocido a Guaidó, otros como Bolivia, Cuba, México, Rusia, Irán, China, Turquía y Siria han anunciado su pleno respaldo al Gobierno de Venezuela. Moscú y Pekín han llegado a bloquear en una sesión del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) un proyecto de declaración pro-Guaidó de Washington.

tmv/mla/fmk/hnb

Comentarios