• El presidente venezolano, Nicolás Maduro, habla en una rueda de prensa en la capital Caracas, 15 de febrero de 2018.
Publicada: viernes, 16 de febrero de 2018 1:20
Actualizada: viernes, 16 de febrero de 2018 15:21

La Cancillería cubana ha rechazado este jueves ‘categóricamente’ la decisión del Gobierno peruano de retirar la invitación al presidente venezolano, Nicolás Maduro, y reitera que es ‘insólito’ que se utilice como pretexto una supuesta ‘ruptura del orden democrático’.

“El Ministerio de Relaciones Exteriores de la República de Cuba rechaza categóricamente la decisión de reconsiderar la participación del Gobierno venezolano en la VIII Cumbre de las Américas a celebrarse el próximo mes de abril en Perú”, reza el comunicado de la Cancillería cubana.

Además, la nota condena “enérgicamente” el respaldo del Grupo de Lima a dicha medida tomada por el presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, y advierte de que tal pronunciamiento constituye una “intromisión inaceptable” en los asuntos internos del país bolivariano. 

“Es insólito e increíble que ahora se utilice como pretexto una supuesta ruptura inconstitucional del orden democrático, precisamente en un país que ha celebrado en pocos meses elecciones municipales, regionales (…) incluso mediante la injerencia externa o por métodos inconstitucionales y violentos”, reza la nota.

A pesar de que el Gobierno peruano declaró “no bienvenida” la presencia de Maduro en dicha cita que tendrá lugar el próximo 13 y 14 de abril en Lima, capital peruana, el mandatario bolivariano aseguró que iría ya sea por “aire, tierra o mar” donde concurrirá “con la verdad de Venezuela”.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de la República de Cuba rechaza categóricamente la decisión de reconsiderar la participación del Gobierno venezolano en la VIII Cumbre de las Américas a celebrarse el próximo mes de abril en Perú”, reza el comunicado de la Cancillería cubana.

 

Por su parte, el presidente de Bolivia, Evo Morales, ha denunciado esta misma jornada los planes intervencionistas del gobierno de Estados Unidos en Venezuela con el propósito de someter al pueblo de esa nación suramericana.

“La intervención no es para la liberación de un pueblo, cualquier intervención de cualquier imperio no es para dar soluciones a temas democráticos, sociales y económicos. Una intervención es para una dominación cultural”, ha declarado Morales en un acto público.

En este mismo sentido, el líder indígena ha lamentado que el secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson, planifica una intervención en Venezuela en contubernio con mandatarios sudamericanos de línea “proimperialista”.

“La estrategia estadounidense no es para liberar a los pueblos, ni brindar soluciones, sino para desestabilizar países contrarios a su ideología”, ha indicado al ejemplificar con las intervenciones de Washington en Afganistán, Irak y Libia.

fmk/lvs/hgn/rba

Comentarios