• Soldados del Ejército turco en las afueras de la aldea de Sugedigi, en la frontera con Siria, 22 de enero de 2018.
Publicada: sábado, 15 de febrero de 2020 14:58

Rusia revela que Turquía ha entregado decenas de tanques al grupo terrorista Frente Al-Nusra (autodenominado Frente Fath Al-Sham) en la provincia siria de Idlib.

Turquía ha enviado 70 tanques, 200 coches blindados y 80 cañones a Idlib. La mayoría de este equipo iba destinado a los extremistas de Al-Nusra, ha informado este sábado la agencia rusa de noticias RT en lengua árabe.

El medio, que cita una fuente diplomática rusa, ha precisado que Turquía también ha suministrado a los terroristas misiles antiaéreos de fabricación estadounidense, algo que preocupa al Ejército sirio pues en los últimos días han derribado dos de sus helicópteros con dichos misiles.

Señala, sin embargo, que las fuerzas sirias han destruido en una semana más de 20 tanques y vehículos blindados entregados por Turquía a las agrupaciones terroristas en Idlib.

 

Además, ha censurado tajantemente la decisión de Turquía de proporcionar a los terroristas de Frente Al-Nusra uniformes como los del Ejército turco en Idlib a fin de que las fuerzas sirias no consigan identificarlos. De hecho, según la misma fuente, miembros del Frente Al-Nusra y de otros grupos armados están participando en las operaciones del Ejército de Turquía contra las fuerzas sirias.

La escalada militar entre Ankara y Damasco se intensificó después de que el Gobierno turco amenazara con atacar a las tropas leales al Gobierno sirio si estas no ponían fin a sus avances hacia la ciudad de Idlib, considerada el último bastión de los terroristas en el noreste del país árabe.

Pese a dichas advertencias, el Ejército sirio sigue avanzando en Idlib. En los últimos días, ha logrado liberar de terroristas decenas de pueblos y ciudades y se encuentra a las puertas de localidades estratégicas de Idlib, cuya liberación supondría la inminente victoria de Damasco.

Siria denuncia constantemente el pernicioso rol de Turquía, destacando que su presencia ilegal y sus continuas agresiones al país árabe violan tanto el acuerdo de Astaná como el de Sochi y el de Adana.

Según el acuerdo de Sochi, aún vigente, las tropas turcas solo pueden penetrar en territorio sirio hasta un máximo de cinco kilómetros, y el objetivo era crear una zona de seguridad en la frontera compartida. No obstante, el Ejército turco, en violación del acuerdo, ahora se ha adentrado 30 km en suelo sirio.

mkh/nii/