• Vehículos del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán desplegados en las zonas norteñas de Irán afectadas por las riadas.
Publicada: domingo, 21 de abril de 2019 15:19

140 vehículos ligeros y pesados del Cuerpo de Guardianes realizarán misiones de socorro en las zonas afectadas por las inundaciones en el sureste de Irán.

“140 vehículos, 60 ligeros y 80 pesados, del Cuerpo de Guardianes están listos para ser enviados a las zonas afectadas por las riadas en (la provincia de) Sistán y Baluchistán”, ha indicado este domingo un comandante de la Fuerza Terrestre del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el general Mohamad Marani.

El alto mando castrense iraní ha añadido que esta división de las fuerzas militares de Irán está dispuesta a enviar aún más vehículos a las zonas afectadas por las inundaciones, si así fuera necesario.

Los vehículos en cuestión, ha señalado Marani, se sumarán a los 50 vehículos, 30 pesados y 20 ligeros, del CGRI ya desplegados en el norte de Sistán y Baluchistán, como parte de las medidas adoptadas para hacer frente a las riadas que han cubierto gran parte de dicha provincia.

140 vehículos, 60 ligeros y 80 pesados, del Cuerpo de Guardianes están listos para ser enviados a las zonas afectadas por las riadas en (la provincia de) Sistán y Baluchistán”, ha indicado un comandante de la Fuerza Terrestre del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el general Mohamad Marani.

 

De igual modo, el comandante persa ha hecho notar que en los últimos días se han llevado a cabo varias reuniones, en las que han participado autoridades provinciales y altos comandantes del CGRI, entre otros, a fin de estudiar vías para gestionar las riadas y ayudar a los lugareños.

Entre los trabajos realizados, Marani ha destacado que las fuerzas han elevado la altitud de los canales de agua en ocho puntos de la provincia, fortificado las zonas periféricas de la aldea de Tape Dez y cavado una zanja para encauzar el curso del agua hacia el lago Hamún.

Tanto el pueblo como el Gobierno y las Fuerzas Armadas de Irán han multiplicado sus esfuerzos para proveer asistencia en las áreas asoladas por las inundaciones, que se han desarrollado en todo el país desde mediados de marzo.

Hasta ahora, se han reportado más de 70 muertos y 1076 heridos, además de millones de dólares en pérdidas materiales, según los servicios de emergencias.

ask/anz/ftm/alg

Comentarios