• Fuerzas del Ejército de Irán participan en operaciones de ayuda en zonas afectadas por riadas, Karun (suroeste), 10 de febrero de 2019. (Foto: IRNA)
Publicada: domingo, 14 de abril de 2019 10:00

El Cuerpo de Guardianes de Irán ofrece detalles de sus medidas en las zonas afectadas por las inundaciones y promete normalizar la situación lo antes posible.

La Fuerza Naval del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) “ha desplegado 270 barcas para facilitar el transporte de la gente” en las áreas afectadas, ha dado a conocer este domingo el portavoz de dicha fuerza militar, el general Ramezan Sharif.

Además, ha proseguido Sharif, 400 especialistas en submarinismo e ingeniería marina, así como en medicina y servicios de rescate se han trasladado a las referidas zonas, especialmente en la provincia suroccidental de Juzestán.

Del mismo modo, ha informado del establecimiento de tres hospitales de campaña para ofrecer servicios especializados de socorro y tratamiento a los damnificados por las riadas.

Conforme al vocero, la Fuerza Terrestre del CGRI ya ha logrado despejar más de 4000 metros y levantar diques a fin de impedir que el agua llegue a las zonas residenciales.

(La Fuerza Naval del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica) ha desplegado 270 barcas para facilitar el transporte de la gente” en las áreas afectadas, según el portavoz de esa fuerza militar, el general Ramezan Sharif.

 

En otro momento de sus declaraciones, el general Sharif ha hecho referencia a los intentos de las unidades de ingeniería de la Fuerza Terrestre del CGRI para abrir canales, construir puentes y reabrir vías de comunicación importantes como las carreteras.

Con esfuerzos denodados, ayer sábado se reabrió la carretera estratégica del oeste de Juzestán, que quedó bloqueada debido a las inundaciones.

Las riadas y la crecida de ríos en diferentes ciudades del país persa han provocado la destrucción de decenas de miles de viviendas y aldeas. Hasta ahora, se han reportado más de 75 muertos y 1076 heridos, además de millones de dólares en pérdidas materiales, de acuerdo a los servicios de emergencias.

El Gobierno iraní ha prometido cubrir las pérdidas de los damnificados por las fuertes precipitaciones hasta donde le sea posible, señalando que nada más producirse las inundaciones, la prioridad del Gobierno fue salvar vidas, y utilizó todos los medios en su haber para reducir las pérdidas humanas y materiales.

Este domingo, el jefe de la Sociedad de la Media Luna Roja de Irán, Ali Asghar Peyvandi, ha informado de que un total de 227 000 personas afectadas por las riadas en Irán han sido alojadas en varios campamentos de emergencia levantados en zonas seguras.

tqi/ctl/snz/msf

Comentarios