• Un campamento de emergencia para los afectados por las inundaciones en Irán, provincia sureña de Juzestán, 4 de abril de 2019. (Foto: MEHER)
Publicada: domingo, 14 de abril de 2019 8:53
Actualizada: domingo, 14 de abril de 2019 17:59

Un total de 227 000 personas afectadas por las inundaciones en Irán han sido alojadas en varios campamentos de emergencia levantados en zonas seguras.

“Unas 227 000 personas damnificadas por las lluvias en las provincias de Golestán, Lorestán y Juzestán han sido trasladadas a campamentos de emergencia desde el inicio de las inundaciones y riadas en el país”, ha anunciado hoy domingo el jefe de la Sociedad de la Media Luna Roja de Irán, Ali Asghar Peyvandi.

En su intervención durante una reunión plenaria del Parlamento en Teherán, la capital, el responsable persa ha informado, además, de la distribución de unas 40 000 tiendas de campaña entre las familias afectadas por las precipitaciones.

La Media Luna Roja, ha proseguido, ha proveído también las necesidades prioritarias de la población, incluidos mantas, alimentos, agua potable y equipos médicos.

La temporada de lluvias en las provincias septentrionales del país —Golestán y Mazandarán— comenzó a mediados de marzo. Las lluvias torrenciales anegaron luego zonas urbanas y rurales en las provincias occidentales y suroccidentales de Irán.

Unas 227 000 personas damnificadas por las lluvias en las provincias de Golestán, Lorestán y Juzestán han sido trasladadas a campamentos de emergencia desde el inicio de las inundaciones y riadas en el país”, ha anunciado el jefe de la Sociedad de la Media Luna Roja de Irán, Ali Asghar Peyvandi.

 

Las riadas y la crecida de ríos en diferentes ciudades del país han provocado la destrucción de decenas de miles de viviendas y aldeas. El Gobierno ha pedido a los ciudadanos que viven en zonas inseguras que evacúen sus hogares por el bien de su seguridad.

El vicepresidente primero de Irán, Eshaq Yahanguiri, ha instado a los gobernadores de las provincias de Hormozgán (sur), Sistán y Baluchistán (sureste), Kerman (suroeste), Jorasán del Sur y Jorasán Razavi (ambas en el este) a mantener “en alerta máxima” a los servicios de emergencia y equipos de rescate mientras existe el riesgo de inundaciones.

Hasta ahora, se han reportado más de 70 muertos y 1076 heridos, además de millones de dólares en pérdidas materiales, según los servicios de emergencias.

Tanto el pueblo como el Gobierno y las Fuerzas Armadas de Irán han multiplicado sus esfuerzos para proveer asistencia en las áreas asoladas por las inundaciones.

ftm/ctl/snz/msf

Comentarios