• El presidente de EE.UU., Donald Trump, junto con el premier israelí y los cancilleres de Emiratos y Baréin, en la Casa Blanca, 15 de septiembre de 2020.
Publicada: jueves, 1 de octubre de 2020 16:10

El Gobierno de Siria ha aseverado que rechazará “cualquier acuerdo o tratado” que constituye la normalización de las relaciones con “el enemigo israelí”.

La República Árabe Siria se ha comprometido durante décadas del conflicto árabe-israelí, con un enfoque firme e invariable basado en el rechazo a cualquier intento de renunciar a los derechos, profanar la tierra y consagrar políticas de facto”, según ha asegurado las fuentes del Ministerio sirio de Asuntos Exteriores, en un comunicado publicado este jueves por la agencia oficial de noticias, SANA.

La Cartera siria, de este modo, ha denunciado enérgicamente el acercamiento de algunas monarquías árabes de la región con el régimen de Israel, resaltando que esta medida “perjudica a las causas árabes en general, y a la causa palestina en particular”.

La nota, además, ha sostenido que “las experiencias pasadas muestran que la normalización y la firma de tratados y acuerdos sólo aumentan la arrogancia y obstinación del enemigo israelí y debilitan y dividen a los árabes”.

Asimismo, ha hecho hincapié en que la guerra contra el terrorismo de Siria y todas las consecuencias que sufre por ello a día de hoy sólo han incrementado su compromiso con los principios de rechazar la normalización con el régimen sionista y lograr una paz justa y exhaustiva que restaure los derechos de los propietarios en línea con las claras leyes y resoluciones de las Naciones Unidas.

 

El pasado 15 de septiembre, Baréin y los Emiratos Árabes Unidos (EAU) firmaron sendos acuerdos de normalización de relaciones con Israel en la Casa Blanca, EE.UU., uniéndose así a Egipto y Jordania, que habían establecido nexos con el régimen usurpador en 1979 y 1994, respectivamente.

Las autoridades palestinas tildaron tal medida de una “puñalada por la espalda a la causa de Al-Quds (Jerusalén)” y advirtieron que la normalización de relaciones con Israel acabará jugando en contra y socavando la seguridad de los países árabes, pues allanará el terreno para “el establecimiento de una alianza militar”, liderada por el régimen sionista, en la región.

Ante tal coyuntura, los grupos de Resistencia palestina han asegurado que seguirán con su lucha, e incluso recurrirán a una nueva Intifada (levantamiento), para liberar todo el territorio palestino de las garras de Israel, y han alertado que responderán a las hostilidades, confiando en su elevado poderío misilístico, con el que pueden alcanzar Tel Aviv.

myd/rha/ask/rba