• Terroristas levantan un parapeto para bloquear la autopista M-4, que une las provincias sirias de Alepo y Latakia, 16 de marzo de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: miércoles, 18 de marzo de 2020 14:48
Actualizada: miércoles, 18 de marzo de 2020 15:55

Rusia ha dado a los terroristas hasta finales de este marzo para retirarse de la autopista M4 en la provincia de Idlib, en el noroeste de Siria.

Las Fuerzas Armadas de Rusia han dado a los extremistas en Idlib hasta finales de marzo para retirarse de todas las áreas alrededor de la autopista M4 —que se extiende desde la ciudad costera de Latakia hasta Alepo—, según informaron el martes los medios militares sirios.

Tal y como indican los medios, todos los grupos armados, incluidas las fuerzas respaldadas por Turquía, deben retirarse de la autopista M4 y sus alrededores en Idlib.

Si los grupos armados no se retiran de la autopista M4, el Ejército Árabe Sirio, junto con el Ejército ruso reanudarán su ofensiva en la provincia de Idlib, agregaron las fuentes.

Dada la reciente acumulación de tropas del Ejército sirio en el sur de Idlib, parece que se centrarán en las dos ciudades estratégicas de Yisr Al-Shugur y Arihah, ambas ubicadas a lo largo de la autopista M4, dice el portal Al-Masdar News.

El Ejército sirio ha conseguido en las últimas semanas arrebatar a los grupos armados y terroristas decenas de pueblos y localidades en el sur de la provincia de Idlib, considerada el último bastión de las bandas radicales en el noroeste del territorio árabe.

Aunque la operación lanzada por el Ejército sirio en Idlib cesó a raíz del alto el fuego alcanzado entre Rusia y Turquía, las bandas terroristas todavía siguen violando el pacto atacando zonas civiles.

Entre los consensos alcanzados el 5 de marzo entre Moscú y Ankara, se anunció la creación de un corredor de seguridad de seis kilómetros al norte y seis kilómetros al sur de la carretera M4, que debería quedar libre de toda presencia terrorista.

El pacto ruso-turco supone una victoria para Damasco, ya que consolida los avances del Ejército sirio por Idlib, y una derrota para Turquía, que no logró frenar el progreso de los sirios ante los milicianos insurgentes, la mayoría extremistas, que operan como fuerzas paramilitares de Ankara en el país levantino.

ftn/lvs/myd/mkh