• Soldados del Ejército turco desplegados en la ciudad de Atareb, en la provincia siria de Alepo, noroeste, 19 de febrero de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: miércoles, 19 de febrero de 2020 19:14
Actualizada: miércoles, 19 de febrero de 2020 21:13

Rusia ha denunciado ante la ONU que los extremistas usan a civiles como escudo humano en Siria ante el silencio permisivo de sus patrocinadores occidentales.

Los actores en Siria deben obligar a sus mercenarios a no usar civiles como escudos humanos”, ha exigido el embajador de Rusia ante las Naciones Unidas, Vasily Nebenzya, al intervenir este miércoles en una sesión del Consejo de Seguridad del organismo (CSNU) sobre la situación en la provincia siria de Idlib (noroeste).

El representante ruso, de este modo, ha reprochado el masivo respaldo de ciertos países, como Turquía, a los grupos armados, ya que, explica Nebenzya, obstaculiza los intentos del Ejército de Damasco para proteger a los civiles y acabar con la presencia de los elementos terroristas en su último bastión en el noroeste del país árabe.

De acuerdo con el diplomático ruso, a pesar de que el Ejército sirio ha creado corredores humanitarios en Idlib, las tropas turcas y sus aliados terroristas impiden la salida de los civiles atrapados en esta zona.

El Kremlin ha hecho también esta misma jornada una advertencia al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, después de que este volviera a amenazar con lanzar “de inmediato” una ofensiva militar contra las fuerzas sirias que luchan contra los terroristas en Idlib.

 

Pese a las advertencias de Ankara, el Ejército sirio sigue avanzando en dicha región. En los últimos días, logró arrebatar unas decenas de pueblos y ciudades a los grupos armados y terroristas, llegando a unos kilómetros de la ciudad homónima de Idlib, cuya liberación podría resultar en una inminente victoria para Damasco.

El embajador ruso, no obstante, ha recalcado que el Gobierno y pueblo de Siria deberían tomar el control total de su territorio de los terroristas, para luego decidir sobre su futuro lejos de toda injerencia foránea.

En otra parte de sus comentarios, Nebenzya ha condenado los esfuerzos de EE.UU. para mantener sus fuerzas en el este y noreste de Siria, en una abierta decisión de dominar los campos petroleros del país árabe.

“El control de las regiones petroleras del país debe devolverse al Gobierno de Damasco”, ha aseverado Nebenzya, denunciado así la decisión del presidente estadounidense, Donald Trump, de ordenar que un “número de soldados” permaneciera en el país árabe “en áreas donde hay petróleo”, poco después de que informara de la retirada total de militares norteamericanos del noreste de Siria.

Damasco ha denunciado la presencia ilegal de EE.UU. en su territorio y acusa a Washington de saquear flagrantemente los recursos petroleros sirios ante el mutismo internacional.

myd/ncl/alg/rba

Comentarios