• Un puesto de control del Ejército sirio, instalado en una carretera en el noreste de Siria.
Publicada: sábado, 7 de diciembre de 2019 1:53
Actualizada: sábado, 7 de diciembre de 2019 3:22

El Ejército sirio toma el control de una estratégica central eléctrica en el noreste del país, tras la retirada de los milicianos apoyados por Turquía.

Según ha informado este viernes el portal web Al-Masdar News, las fuerzas sirias tuvieron acceso total a la central eléctrica de Mabruka después de que las tropas del Ejército turco y sus aliados militares evacuaran la zona tras un acuerdo alcanzado con las unidades militares rusas desplegadas en el país árabe.

La aludida central, sita a 20 kilómetros al oeste de la ciudad de Tal Tamar y ubicada cerca de la estratégica carretera Al-Hasaka-Alepo, se considera como una importante fuente de electricidad del norte de Siria, ya que proporciona la mayor parte del suministro eléctrico a la gobernación de Al-Hasaka.

Días antes de retomar esta estratégica instalación, las unidades del Ejército sirio lograron reforzar sus puntos de despliegue militar en la mencionada vía internacional, que une la gobernación de Al-Hasaka con la ciudad norteña de Alepo.

El Ejército sirio recupera una nueva aldea de los milicianos proturcos

Durante su avance contra la agresión turca en las regiones norteñas del país árabe, las fuerzas sirias recuperaron este mismo viernes la aldea de Um al-Jair, adyacente a la citada carretera, ubicada al oeste de la ciudad de Tal Tamar, que fue controlada previamente por las facciones militares respaldadas por Ankara.

LEER MÁS: Duros choques entre Ejército sirio y tropas turcas en Al-Hasaka

 

El Ejército de Turquía lanzó el 9 de octubre una operación transfronteriza en el noreste de Siria, una ofensiva que causó la muerte de decenas de civiles sirios y el desplazamiento de cientos de miles de personas.

LEER MÁS: Ataque turco a Siria deja 71 civiles muertos y 300 000 desplazados

A pesar de que Rusia y Turquía cerraron en octubre un acuerdo que estableció la creación de una zona de seguridad de 30 kilómetros de profundidad en el noreste de Siria, a cambio del cese de la ofensiva militar turca, varios informes indican que las fuerzas turcas y sus facciones aliadas aún siguen violando la soberanía siria, atacando a las ciudades norteñas del país árabe.

Sin embargo, el Ejército sirio no se quedó de brazos cruzados y envió más fuerzas a las ciudades fronterizas con Turquía, impidiendo que Ankara invadiera más territorios en el norte de su suelo. Damasco ha prometido, además, seguir luchando contra el terrorismo y la ocupación extranjera de sus tierras hasta lograr la victoria definitiva.

LEER MÁS: Ejército sirio ataca posiciones de fuerzas turcas y sus mercenarios

myd/ctl/mrp/mkh

Comentarios