• El presidente sirio, Bashar al-Asad, en una reunión del Comité Central del gobernante partido Baas en Damasco, 7 de octubre de 2018. (Foto: SANA)
Publicada: domingo, 6 de enero de 2019 17:08

La oposición siria está sorprendida por la decisión de varios países de retomar las relaciones con Damasco y los instó a que reconsideren tal medida.

Con tal afirmación el jefe del equipo de diálogo de la Comisión de Negociación Siria (SNC, por sus siglas en inglés), Nasr al-Hariri, ha manifestado este domingo su inquietud por el creciente poder del presidente sirio, Bashar al-Asad.

“No tenemos poder para detener esta reconciliación. Esperemos que no sea gratis”, ha dicho Al-Hariri, que representa a la oposición siria, en declaraciones a la prensa en Riad, la capital de Arabia Saudí.

Además de expresar su esperanza de que estos países se replanteen su decisión, el opositor sirio ha afirmado que el jefe de Estado del país árabe “seguirá siendo un criminal de guerra”, incluso aunque miles de líderes le den un apretón de manos.

No tenemos poder para detener esta reconciliación. Esperemos que no sea gratis”, ha dicho el jefe del equipo de diálogo de la Comisión de Negociación Siria (SNC, por sus siglas en inglés), Nasr al-Hariri, sobre la decisión de varios países de retomar las relaciones con Damasco.

 

Asimismo, en otro momento de su conferencia de prensa, Al-Hariri ha señalado que “el Comité Constitucional Sirio” debería contar con el auspicio de las Naciones Unidas.

Con el inicio de la crisis siria a principios de 2011, varios países árabes cerraron sus embajadas en Damasco, capital de Siria, en protesta por lo que calificaron de “represión” de las protestas de los opositores por parte del Gobierno sirio.

Sin embargo, una vez aclarado el origen de la crisis en el país árabe y tras el éxito del Ejército sirio en la recuperación de su territorio de manos de los grupos terroristas, ya se está hablando de que dichos Estados árabes desean retomar sus relaciones con Siria y algunos han realizado este notable giro.

En realidad, el vaticinio hecho por Al-Asad se está cumpliendo ahora mismo. El mandatario sirio predijo en diciembre de 2011 que “aquellos de nuestros hermanos árabes que están conspirando ahora en nuestra contra, los veremos en Damasco después de la crisis pidiendo disculpas por lo que sucedió”.

Entre tanto, Arabia Saudí, como uno de los principales partidarios de la oposición siria, ha anunciado que arriará la bandera atribuida a este grupo armado de su territorio y la reemplazará con la bandera nacional de Siria, según informó el jueves el periódico árabe Rai al-Youm.

ftn/anz/rba/hnb

Comentarios