• Las fuerzas estadounidenses desplegadas en las zonas norteñas de Siria, 4 de noviembre de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: sábado, 29 de diciembre de 2018 9:37
Actualizada: sábado, 29 de diciembre de 2018 10:53

La retirada de fuerzas estadounidenses de Siria revelará los crímenes de guerra cometidos por la ‘coalición anti-EIIL’, dice un diplomático de rango militar.

“La próxima retirada de los militares estadounidenses de Siria podría aportar luz a los numerosos crímenes de guerra que la coalición cometió mientras decía combatir a EIIL (Daesh, en árabe). Me refiero ante todo a (la ciudad de) Al-Raqa, liberada con bombos y platillos en octubre de 2017 y convertida en una ciudad fantasma por los bombardeos en alfombra”, ha precisado este sábado la fuente que pidió el anonimato.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, anunció el 19 de diciembre que la misión estadounidense en Siria se cumplió, y que los militares de Washington iniciarán un retiro inmediato del país.

Asimismo, la fuente ha indicado que bajo los escombros de Al-Raqa permanecen miles de cadáveres sin retirar, por no hablar ya de las minas, y hay brotes de enfermedades infecciosas que, a falta de médicos y hospitales operativos, matan a civiles, incluidos los niños.

El 17 de octubre de 2017, las llamadas Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) anunciaron que habían derrotado a Daesh en Al-Raqa y después de tres días informaron de la liberación total de la ciudad tras el inicio de una operación militar iniciada en julio de 2017 sin la aprobación de Damasco.

La próxima retirada de los militares estadounidenses de Siria podría aportar luz a los numerosos crímenes de guerra que la coalición cometió mientras decía combatir a EIIL (Daesh, en árabe). Me refiero ante todo a (la ciudad de) Al-Raqa, liberada con bombos y platillos en octubre de 2017 y convertida en una ciudad fantasma por los bombardeos en alfombra”, dice un diplomático de rango militar.

 

Por entonces, las FDS, respaldadas por Estados Unidos, también afirmaron en una declaración provocativa que la ciudad sería parte de un sistema de “gobierno federal” en el norte del país.

Un investigador de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) advirtió igualmente en junio que las bombas de la coalición estaban causando “una extraordinaria pérdida de vidas humanas” en la ciudad.

El diplomático también ha calificado de sospechosa la humareda que se levanta estos días cerca del campamento de refugiados de Rukban, situado en el área ocupada por EE.UU. en Siria.

“Hay sospechas fundadas de que se trata de los refugiados que han muerto a causa del hambre y las enfermedades sin recibir ayuda alguna del último convoy humanitario”, ha asegurado.

Las autoridades sirias acusan a las fuerzas norteamericanas de apoyar a los terroristas en esta zona para prolongar la guerra en el país árabe.

alg/ktg/hnb/msf

Comentarios