• El vicecanciller sirio, Faisal al-Miqdad (izq.), habla en una entrevista con el portal libanés Al-Ahd, 1 de diciembre de 2018.
Publicada: sábado, 1 de diciembre de 2018 10:55

Siria vuelve a denunciar los ataques químicos en su territorio y los achaca al plan de EE.UU. para crear caos y animar a los terroristas en el país árabe.

“Se trata de un plan occidental para crear caos y animar a los terroristas armados, así como para permitir que EE.UU. lance operaciones en otras partes de Siria”, ha dicho este sábado el vicecanciller sirio, Faisal al-Miqdad, en una entrevista con el portal libanés Al-Ahd.

Al-Miqdad, de este modo, aludía en concreto al ataque tóxico de la semana pasada de los terroristas en la ciudad siria de Alepo —que dejó 107 civiles heridos—, el cual se produjo en el marco de un “escenario”, “comenzado en 2013 con la masacre perpetrada por los grupos armados en la ciudad de Jan al-Asal, para que los terroristas y sus maestros estadounidenses, israelíes y turcos” materialicen sus intereses.

En la misma línea, se ha referido al ataque químico del pasado abril en la localidad siria de Duma, en la región de Guta Oriental, del que EE.UU., el Reino Unido y Francia acusaron al país árabe para luego efectuar bombardeos contra Siria sin la autorización del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) y antes de que terminaran las investigaciones de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) al respecto.

El diplomático sirio, de igual manera, ha lamentado que los principales autores de los referidos “crímenes” sigan delinquiendo sin ser procesados.

Se trata de un plan occidental para crear caos y animar a los terroristas armados, así como para permitir que EE.UU. lance operaciones en otras partes de Siria”, declara el vicecanciller sirio, Faisal al-Miqdad.

Además, en otro momento de sus declaraciones, Al-Miqdad ha criticado la intención de los países occidentales para destruir Siria, la cual, según detalla, se originó en la postura antisraelí del Gobierno de Damasco.

Los países occidentales “utilizan el terrorismo para infringir daños a los intereses de otros pueblos”, ha apostillado el vicecanciller sirio, antes de aseverar que “ellos silencian a quien defienda los derechos legítimos del pueblo palestino y la libertad de los países del mundo árabe”.

Al subrayar la disposición expresada en el mundo para “abrir una nueva página en las relaciones con Siria”, Al-Miqdad, no obstante, ha señalado el fracaso de la política destructiva de los “países hostiles a Damasco” para tergiversar la opinión pública contra el país árabe y servir a los intereses sionistas y estadounidenses.

tqi/ktg/fmk/hnb

Comentarios