• Aviones F-15 Eagle de la fuerza aérea israelí durante una maniobra militar.
Publicada: martes, 6 de noviembre de 2018 6:00
Actualizada: jueves, 8 de noviembre de 2018 9:49

Un ministro israelí dice que el envío de sistemas antiaéreos S-300 por parte de Rusia a Siria fue “un gran error” y su entrega a los sirios es un paso peligroso.

“Consideramos que el hecho mismo de enviar S-300 a Siria es un gran error”, afirmó el lunes el ministro de medio ambiente de Israel, Ze’ev Elkinm, en una conferencia de prensa ofrecida para los medios de comunicación rusos.

Aduciendo para ello que el Ejército sirio no siempre es capaz de usar correctamente el hardware militar de estos sistemas de defensa transferidos, alertó que “los sirios, si alguna vez lo desean, podrían usar S-300 para derribar los aviones israelíes” sobre los territorios ocupados de Palestina.

Con este planteamiento, Elkinm siguió alegando que este envío de los S-300 podría conducir a la desestabilización de la situación en la zona para luego apuntar que al enviar este tipo de armas a los sirios, Rusia tiene una responsabilidad parcial por su uso.

Consideramos que el hecho mismo de enviar S-300 a Siria es un gran error”, afirmó el ministro de medio ambiente de Israel, Ze’ev Elkinm, en alusión a la entrega y su posterior despliegue de los sistemas antiaéreos rusos en Siria.

 

Tras poner como excusa la supuesta desestabilización de la región, el funcionario sionista lanzó una advertencia de que Israel tomaría represalias contra las plataformas de S-300 desplegados en Siria siempre y cuando ocurriera un ataque contra su “integridad territorial” al dejar indicado que “por lo general, Israel reacciona a los ataques contra su territorio y sus aeronaves no a través de gestiones internacionales, sino con acciones prácticas”.

Rusia envió los sistemas S-300 a Siria en respuesta a un incidente en el que los sistemas de defensa aérea S-200 más antiguos del Ejército sirio derribaron un avión militar ruso Il-20, en el que murieron 15 militares rusos, mientras disparaban contra cuatro aviones F-16 del régimen israelí que habían violado el espacio aéreo del país árabe el pasado 17 de septiembre.

Moscú culpó a los aviones israelíes de haber usado la aeronave rusa para protegerse del fuego antiaéreo de las fuerzas sirias. Desde el estallido del conflicto en Siria en 2011, han sido frecuentes los ataques aéreos y con fuego de artillería de las fuerzas israelíes contra las posiciones del Ejército sirio, además de brindar apoyo a grupos armados en el país árabe, algo que reconoce el propio Israel.

Por su parte, el Gobierno de Damasco denuncia que las medidas del régimen de Tel Aviv violan la soberanía de Siria y constituyen “una grave amenaza para la paz y la seguridad internacional”.

krd/ktg/mjs/mkh

Comentarios