• Un avión espía Ilyushin Il-20 de las Fuerzas Aeroespaciales de Rusia.
Publicada: lunes, 17 de septiembre de 2018 23:07
Actualizada: miércoles, 19 de septiembre de 2018 2:30

Un avión ruso modelo Ilyushin Il-20, con unos 14 tripulantes, ha desaparecido de los radares, poco después de un ataque israelí contra Siria.

“El 17 de septiembre, sobre las 20H00 horas GMT, se perdió la comunicación con un avión ruso IL-20 cuando regresaba a la base Hemeimim y sobrevolaba el Mediterráneo a 35 kilómetros de la costa siria”, ha informado a primeras horas de este martes el Ministerio de Defensa de Rusia.

Ha precisado también que el mando del aeródromo ruso de Hemeimim, situado en la ciudad costera siria de Latakia (oeste), ha iniciado la operación de búsqueda tras perder la comunicación con el referido avión, con 14 militares a bordo.

La misma jornada, cuatro cazas F-16 de la aviación israelí lanzaron varios misiles contra las instalaciones industriales en Latakia, según la misma Cartera rusa.

Además, el Ministerio ruso de Defensa ha detectado, en el momento de la desaparición del avión, lanzamientos de misiles desde la fragata francesa Auvergne, emplazada en el mar Mediterráneo.

El 17 de septiembre, sobre las 20H00 horas GMT, se perdió la comunicación con un avión ruso IL-20 cuando regresaba a la base Hemeimim y sobrevolaba el Mediterráneo a 35 kilómetros de la costa siria”, ha informado el Ministerio de Defensa de Rusia.



Luego del ataque a Siria y la posterior desaparición del avión IL-20, la agencia rusa de noticias Sputnik ha pedido a los militares israelíes detalles sobre los incidentes, pero estos se han negado a responder.

“No comentamos las informaciones que llegan desde el exterior”, ha indicado a Sputnik una portavoz del ejército israelí después de haber consultado a sus superiores.

Desde el estallido del conflicto en Siria en 2011, han sido frecuentes los ataques aéreos y con fuego de artillería de las fuerzas israelíes contra las posiciones del Ejército sirio, además de brindar apoyo a grupos armados en el país árabe, algo que reconoce el propio régimen israelí.

Por su parte, el Gobierno de Damasco denuncia que las medidas del régimen de Tel Aviv violan la soberanía de Siria y constituyen “una grave amenaza para la paz y la seguridad internacional”.

bhr/ncl/rba

Comentarios