• El canciller ruso, Serguéi Lavrov (dcha.), junto a su homólogo de Siria, Walid al-Moalem.
Publicada: viernes, 28 de septiembre de 2018 18:28
Actualizada: viernes, 28 de septiembre de 2018 19:35

Siria espera recibir en dos semanas los sistemas antiaéreos rusos S-300 y, más adelante, los S-400, ha declarado el ministro de Exteriores Walid al-Moalem.

“Según el ministro de Defensa (de Rusia, Serguéi) Shoigú, los recibiremos (los sistemas rusos S-300) dentro de dos semanas (…) y también esperamos con impaciencia los S-400”, ha declarado este viernes Al-Moalem a la prensa, antes de expresar su expectativa de que los S-300 “cubran todo el cielo sirio”.

El canciller sirio ha hecho estas declaraciones tras reunirse en Nueva York (EE.UU.) con su homólogo ruso, Serguéi Lavrov, al margen del 73.º periodo de sesiones de la Asamblea General de Naciones Unidas (AGNU).

Los dos ministros han abordado la situación de la provincia siria de Idlib (noroeste), ha explicado Al-Moalem, para después denunciar que los terroristas no dejan que los civiles salgan de la zona de distensión de Idlib a través de corredores humanitarios.

“Sí, los corredores humanitarios funcionan, pero lamentablemente los terroristas no dejan que los civiles abandonen Idlib”, ha lamentado.

Según el ministro de Defensa (de Rusia, Serguéi) Shoigú, los recibiremos (los sistemas rusos S-300) dentro de dos semanas (…) y también esperamos con impaciencia los S-400”, declara el canciller sirio, Walid al-Moalem.

 

Por su parte, el jefe de la Diplomacia rusa ha puesto de relieve el avance en la solución de la crisis siria y ha reiterado la determinación de Moscú a garantizar la integridad y soberanía territorial del país árabe.

“Lavrov reafirmó el compromiso de la parte rusa con la soberanía, unidad e integridad territorial de Siria, y medidas decisivas para eliminar por completo la fuente del terrorismo internacional (en territorio sirio)”, ha agregado Al-Moalem.

Idlib está considerado el último bastión de los grupos terroristas y, en particular, del Frente Al-Nusra (ahora denominado Frente Fath Al-Sham), que, según distintas fuentes, cuenta con apoyo de EE.UU., el Reino Unido, Turquía y algunos Estados árabes ribereños del Golfo Pérsico.

El pasado 17 de septiembre, el presidente ruso, Vladímir Putin, y su par de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, acordaron crear una zona desmilitarizada en Idlib y prometieron seguir trabajando en el formato de Astaná (capital kazaja) para poner fin al conflicto de Siria.

fmk/mla/snz/hnb

Comentarios