• El presidente de Rusia, Vladimir Putin, y su par turco, Recep Tayyip Erdogan, en una reunión en Sochi, 17 de septiembre de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: martes, 18 de septiembre de 2018 13:52
Actualizada: martes, 18 de septiembre de 2018 18:33

Siria aprecia el reciente acuerdo entre Turquía y Rusia sobre Idlib y enfatiza que este ha sido el resultado de “intensas consultas” entre Moscú y Damasco.

La República Árabe Siria siempre ha acogido con beneplácito cualquier iniciativa que frene el derramamiento de sangre y contribuya a restablecer la seguridad y la estabilidad en cada centímetro golpeado por el terrorismo, ha indicado este martes un funcionario de la Cancillería del país árabe, citado por la agencia oficial siria de noticias, SANA.

Damasco, de este modo, ha reaccionado al acuerdo alcanzado el lunes por el presidente ruso, Vladimir Putin, y su homólogo de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, en una reunión mantenida en la ciudad rusa de Sochi para crear una zona desmilitarizada en la provincia siria de Idlib (noroeste).

El acuerdo entre Ankara y Moscú, ha señalado el funcionario del Ministerio sirio de Exteriores, es de “tiempo limitado” y comprende una parte del memorando de creación de zonas seguras en el país árabe en el marco de las conversaciones de Astaná, capital de Kazajistán.

 

La Cartera siria ha prometido, asimismo, seguir adelante en su lucha contra el terrorismo hasta que todo el territorio del país árabe “sea liberado, ya sea por operaciones militares o por reconciliaciones locales”.

Irán ha elogiado la citada cumbre entre Erdogan y Putin; de hecho, este mismo martes, el canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, ha alabado el éxito de la “diplomacia responsable” para impedir el derramamiento de sangre de civiles en el norte de Siria.

Rusia, Turquía e Irán son países garantes del proceso de paz de Astaná, que busca lograr una solución negociada al conflicto armado que desangra a Siria desde marzo de 2011.

Al respecto Putin, Erdogan y el presidente de Irán, Hasan Rohani, sostuvieron el pasado 7 de septiembre una cumbre en Teherán (capital persa) para adoptar medidas apropiadas respecto a la lucha contra los grupos terroristas en la provincia de Idlib, que figura entre las zonas de distensión que los tres países acordaron crear en mayo de 2017.

De momento, las Fuerzas Armadas de Siria están ultimando los preparativos para lanzar una ofensiva para limpiar la provincia de Idlib de la presencia de agrupaciones terroristas.

tqi/anz/ftm/alg

Comentarios