• Nueva base militar de EE.UU. en la ciudad de Manbiy, norte de Siria, 8 de mayo de 2018.
Publicada: miércoles, 9 de mayo de 2018 15:25
Actualizada: miércoles, 9 de mayo de 2018 21:37

Ante la escalada de tensiones con Turquía, el Ejército de Estados Unidos ha establecido una nueva base militar en la ciudad siria de Manbiy para monitorear las acciones de Ankara e impedir su avance en el norte del país árabe, según revelan varios informes.

Conforme ha declarado el portavoz de las Fuerzas Democráticas de Siria (FDS), Sharfan Darwish, la nueva base estadounidense se estableció poco después de que Turquía lanzara un ataque contra los kurdos de la región de Afrin, también en el norte sirio.

“Después del ataque turco a Afrin y el aumento de las amenazas turcas contra Manbiy, las fuerzas de la coalición construyeron la base para monitorear y proteger la frontera”, ha indicado este miércoles Darwish, en alusión a la llamada “coalición contra EIIL” liderada por EE.UU.

Además, el portavoz de FDS —una alianza de mayoría kurda que goza del apoyo directo de Estados Unidos— ha reiterado que la nueva guarnición alberga también tropas francesas, según recoge el portal web Almasdar News.

Después del ataque turco a Afrin (norte de Siria) y el aumento de las amenazas turcas contra Manbiy (norte de Siria), las fuerzas de la coalición construyeron la base para monitorear y proteger la frontera”, declara el portavoz de las Fuerzas Democráticas de Siria (FDS), Sharfan Darwish.

 

Anteriormente, se había desvelado el traslado de un convoy con 10 vehículos militares estadounidenses Humvee, rumbo a Manbiy, desde una base del país norteamericano ubicada en la ciudad de Kobani, igualmente en el norte de Siria.

“Se han avistado tres camiones que transportaban misiles de corto alcance y dos vehículos equipados con sistemas avanzados de radar y comunicación, acompañados de un número indeterminado de personas”, según las fuentes de esta revelación.

Turquía considera a las Unidades de Protección Popular (YPG, por sus siglas en kurdo), integradas dentro de las FDS, un aliado del grupo turco Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK, por sus siglas en kurdo).

Por ello, Ankara efectúa operaciones contra las posiciones de las YPG en el territorio sirio y ha advertido en reiteradas ocasiones de que, si los “terroristas” no abandonan la zona, ampliará a otras localidades su ofensiva contra las milicias kurdo-sirias del norte de Siria.

El Gobierno sirio, por su parte, condena la operación turca en su territorio, que considera una “agresión a su soberanía”, al mismo tiempo que exige a las tropas estadounidenses que abandonen su territorio.

fmk/mla/mkh

Comentarios