• Base militar de EE.UU. en la aldea de Al-Asaliyah, entre la ciudad siria de Alepo y la ciudad norteña de Manbiy, 2 de abril de 2018.
Publicada: martes, 3 de abril de 2018 23:17

Un nuevo informe revela que Estados Unidos está construyendo dos nuevas bases militares cerca de la ciudad de Manbiy, en el noroeste de Siria, donde también ha desplegado refuerzos militares y vehículos blindados ante la posibilidad de una confrontación bélica con Turquía.

Según informa este martes la agencia turca de noticias Anadolu citando fuentes locales, las fuerzas estadounidenses están levantando dos bases cerca de la aldea de Ain Dadat, ubicada en el norte de la ciudad de Manbiy, controlada por las milicias kurdo-sirias de las Unidades de Protección Popular (YPG, por sus siglas en kurdo).  

Una de estas bases se ubicará a ocho kilómetros del río Sajur, frontera entre los territorios ya controlados por Turquía y las milicias apoyadas por EE.UU. en Manbiy, y la otra se está construyendo a cuatro kilómetros de este río, situado al sur de Ain Dadat, especifica el informe.

Los materiales de construcción y los equipos para erigir las nuevas bases estadounidenses ya han sido transportados, agrega la agencia turca.

Esta información llega días después de que ciertos informes confirmaran que Washington ha enviado aproximadamente 300 soldados a la ciudad de Manbiy para apoyar a sus aliados en esta región ante una inminente operación del Ejército de Turquía en la zona.

 

Turquía lanzó el pasado 20 de enero la llamada operación “Rama de Olivo” contra las posiciones de los kurdo-sirios en la región de Afrin, en el noroeste de Siria, y después de dos meses de intensos ataques se hizo con el control de la ciudad.

Más tarde Ankara dijo que podría extender su ofensiva a las siguientes urbes sirias: Manbiy, Ain al-Arab (Kobani para los kurdos), Tal Abyad, Ras al-Ain y Al-Qamishli, argumentando que dichas ciudades son parte de un “corredor terrorista” controlado por los grupos kurdos en el norte de Siria e Irak, en la frontera con Turquía.

Turquía advirtió a Washington de que retirara a sus soldados de las zonas bajo el control de las milicias kurdo-sirias en el norte de Siria, donde lleva a cabo su operación “Rama de Olivo”, argumentando que podrían sufrir bajas. 

El Gobierno de Damasco exige la retirada de su territorio de ambas fuerzas invasoras.

myd/nii/

Comentarios