• Unas células inmunes, de color azul, atacan a células cancerosas.
Publicada: martes, 17 de septiembre de 2019 18:04
Actualizada: miércoles, 18 de septiembre de 2019 2:04

Algunas células cancerosas se comen sus células tumorales vecinas para mantener la energía que necesitan para vivir tras la quimioterapia, según un estudio.

Un estudio realizado por un grupo de investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Tulane (EE.UU.) desvela que las células cancerosas recurren al canibalismo para asegurarse la energía que necesitan para mantenerse con vida e iniciar la “reconquista” tumoral después de que el paciente haya finalizado el curso del tratamiento.

Las células cancerosas senescentes que “engulleron” una célula vecina sobrevivieron en cultivo durante más tiempo que las células cancerosas senescentes que no lo hicieron, agrega el estudio, publicado este martes por la revista Journal of Cell Biology.

Los investigadores sospechan que consumir a sus vecinas puede proporcionar a las células cancerosas senescentes la energía y los materiales que necesitan para sobrevivir y producir los factores que impulsan la recaída del tumor.

LEER MÁS: Estudio: pacientes con cáncer de mama y pulmón pueden omitir quimo

 

fmk/anz/rba

Comentarios