• Edificio del Ministerio de Defensa de Rusia, en Moscú, la capital. (Foto: TASS)
Publicada: miércoles, 17 de agosto de 2022 5:20

Rusia advirtió al Reino Unido que las acciones provocativas de su aviación cerca de las líneas fronterizas rusas no quedarán sin respuesta.

El martes, el Ministerio ruso de Defensa comunicó que Londres le había enviado un aviso sobre el vuelo de un avión de reconocimiento británico RC-135 a lo largo de una ruta que volaría parcialmente sobre el territorio ruso, según recoge la agencia rusa de noticias RIA Nóvosti.

En reacción, la Cartera rusa dejó claro que las Fuerzas Aéreas del país euroasiático han recibido órdenes de prevenir cualquier intrusión, en un momento de alta tensión con Occidente. “Consideramos esa acción [del Reino Unido] una provocación deliberada”, alertó.

De igual modo, advirtió de que “todas las posibles consecuencias de esta provocación deliberada recaerán completamente sobre la parte británica”. No obstante, el Ministerio ruso no especificó para cuándo y dónde fue previsto este vuelo británico.

Aun así, una fuente del Ministerio británico de Defensa, negó que el Reino Unido hubiera pedido permiso para volar un avión espía sobre Rusia, tal como precisa Reuters.

 

Esto mientras que, el pasado lunes también, el Ministerio ruso de Defensa denunció que un avión espía RC-135 de la Real Fuerza Aérea británica había entrado en el espacio aéreo ruso de manera ilegal en la zona ártica de cabo Svyatoy Nos, en el noroeste del país euroasiático.

Según la RAF, “el RC-135W Rivet Joint es un avión dedicado a la vigilancia electrónica que se puede emplear en misiones estratégicas y tácticas en todos los teatros”. Es más, “sus sensores ‘absorben’ las emisiones electrónicas de las comunicaciones, los radares y otros sistemas”.

El incidente ocurrió a pesar de las constantes alertas de las autoridades rusas a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) a fin de que evite la presencia de su aviación cerca de las fronteras de Rusia, especialmente en la región del Báltico y el Ártico.

glm/rba