• El canciller ruso, Serguéi Lavrov (izda.), en una conferencia de prensa con su par italiano, Luigi Di Maio, Roma, 27 de agosto de 2021. (Foto: mid.ru)
Publicada: sábado, 28 de agosto de 2021 16:06

El canciller ruso alerta a Occidente sobre peligros de imponer valores exteriores a otros pueblos, y le pidió a aprender lecciones de la tragedia de Afganistán.

En el marco de las tensiones que vive Afganistán tras la toma del poder de los talibanes, el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, pidió el viernes a los países occidentales que saquen lecciones del resultado de imponer valores desde el exterior sobre otras naciones, que, según este, conduce a enormes desastres.

“Hay que aprender la lección: después de Irak, después de Libia y ahora después de Afganistán. Los intentos de imponer un sistema de valores ajeno resultan muy agresivos. Espero que para la próxima vez quede grabada esta lección en las mentes de los políticos que están considerando nuevas acciones en territorios extranjeros”, manifestó el canciller ruso en una conferencia de prensa conjunta con su homólogo italiano, Luigi Di Maio, en Roma (capital de Italia).

Refiriéndose a los recientes sangrientos atentados terroristas que se registraron el jueves en el aeropuerto de Kabul (la capital afgana), Lavrov destacó también la necesidad urgente de apoyar al pueblo afgano para formar un gobierno de transición integral en el país centroasiático, sin más demora.

 

Asimismo, subrayó los esfuerzos de Moscú para poder garantizar la seguridad de las fronteras del sur de Rusia, así como, fronteras de sus aliados, vecinos, y amigos en Asia Central, mostrando la disposición del país euroasiático a respaldar cualquier acuerdo firmado entre Washington y Talibán que no ha sido implementado.

Por su parte, el canciller italiano también explicó que Roma espera la cooperación de Moscú para resolver el conflicto de Afganistán, ya que Rusia se considera un actor clave en la gestión de la actual situación de crisis.

El 15 de agosto, Talibán tomó el control de Kabul, tras la fuga del ya expresidente afgano Ashraf Qani, como consecuencia de la salida de las tropas de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) bajo el mandato de EE.UU. del país después de más de dos décadas.

Ante esta coyuntura, varios acontecimientos han tenido lugar en el territorio afgano, como dos explosiones potentes que dejaron cientos muertos y heridos en el aeropuerto de Kabul, donde numerosos ciudadanos se congregaban para abandonar el país.

Rusia, como otros Estados del mundo, apunta el dedo acusador a Washington, la cabeza de las fuerzas de la OTAN, por su irresponsabilidad ante el caos de Afganistán.

sbr/nkh/hnb