• El canciller de Rusia, Serguéi Lavrov, habla en una rueda de prensa en Moscú, 19 de octubre de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: martes, 20 de octubre de 2020 18:46

Rusia advierte del peligro que entrañan las políticas y amenazas unilaterales para la seguridad y la estabilidad del Golfo Pérsico.  

En un debate virtual del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU), celebrado este martes bajo el título ‘Mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales: Examen amplio de la situación en el Golfo Pérsico’, el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, ha aseverado que garantizar la paz en la región del Golfo Pérsico es un tema importante para toda la humanidad.

Al respecto ha explicado que, aunque se evitó el peor de los escenarios, la situación de calma continúa siendo frágil y podría volverse peligrosa e impredecible de nuevo.

“No funciona la aplicación de las políticas unilaterales en la región del Golfo Pérsico, y la política de intimidación contra un lado es incorrecta y peligrosa”, ha enfatizado Lavrov.

 

El máximo diplomático ruso ha dejado claro que el camino para la formación de una estructura segura en esta zona nunca es fácil, por lo que ha instado al CSNU, como garante de la paz y la seguridad mundiales, que preste mucha atención a los acontecimientos en esta región.

Irán, Arabia Saudí, Irak, Baréin, Catar, los Emiratos Árabes Unidos (EAU), Kuwait y Omán, son ocho países que cuentan con un dominio costero en el Golfo Pérsico, una zona rica en recursos energéticos y ecológicos, razón por la cual esta extensión del océano Índico, de unos 250 000 kilómetros cuadrados, se considera una de las regiones estratégicas y geopolíticas del planeta. 

El país persa siempre ha subrayado que los propios Estados regionales son capaces de suministrar la seguridad del Golfo Pérsico, el estrecho de Ormuz y el mar de Omán, y ha rechazado los intentos por crear falsas coaliciones transregionales, lideradas por EE.UU., para mantener la estabilidad de esta zona.

El 25 de septiembre de 2019, en el 74.º período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU) en Nueva York (EE.UU.), el presidente de Irán, Hasan Rohani, presentó la “Iniciativa de paz de Ormuz” o “Esperanza”, cuyo propósito es mantener y fomentar la paz y la estabilidad en la región del Golfo Pérsico.

msm/anz/mkh/hnb