• Irán arremete contra EEUU por agudizar la tensión en la zona
Publicada: sábado, 15 de febrero de 2020 14:43
Actualizada: sábado, 15 de febrero de 2020 23:24

El canciller de Irán, Mohamad Yavad Zarif, critica a EE.UU. por escalar las tensiones en el Golfo Pérsico y por sus injerencias en la región de Asia Occidental.

En una entrevista concedida hoy sábado en la Conferencia de Seguridad de Múnich, en Alemania, el jefe de la Diplomacia iraní se ha dirigido a los países ribereños del Golfo Pérsico asegurándoles que “no pueden comprar la seguridad”.

“La región del Golfo pertenece a todos los vecinos. Los países de la región deben saber que EE.UU. e Israel no pueden proporcionar seguridad a nuestra región. Los países de la zona deben preservar su seguridad y estabilidad”, ha enfatizado.

 

Tras asegurar que hay muchas formas de reducir las tensiones si los países de la región quieren, Zarif ha señalado que Kuwait, Catar, Omán e Irak respondieron positivamente a la iniciativa de paz que propuso Irán en septiembre para crear la “Coalición de la Esperanza”, cuyo objetivo es preservar la seguridad del Golfo Pérsico, pero Arabia Saudí, los Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Baréin rechazaron la iniciativa.

Irán, repite el diplomático iraní, aboga por cooperar con todos sus vecinos y sigue abierto a la propuesta que le transmitió el primer ministro paquistaní, Imran Jan, para mantener diálogos directos con Arabia Saudí: “Irán anunció inmediatamente su disposición para las conversaciones, pero Riad no respondió”, añade.

Zarif también ha condenado el atentado mortal cometido por EEUU en Irak contra el teniente general Qasem Soleimani, comandante de las Fuerzas Quds, del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, y sus compañeros, y lo ha calificado de “acto de terror cobarde”.

En referencia a las gloriosas ceremonias fúnebres organizadas por los pueblos iraní e iraquí en honor a sus comandantes caídos mártires, Zarif ha comentado cómo la gente común y corriente, portando carteles del general Soleimani, salió a las calles en La India, Paquistán, Rusia e Italia, entre otros países, para expresar su ira por el crimen de EE.UU.

msm/nii/