• Logo de la empresa petrolera rusa Rosneft.
Publicada: martes, 18 de febrero de 2020 22:02

La Cancillería rusa critica las sanciones de EE.UU. a la empresa Rosneft Trading, medidas con las que dicho país pretende “doblegar al mundo a su voluntad”.

“Nuestra postura respecto a sanciones es bien conocida, Rusia rechaza de manera categórica restricciones unilaterales con que EEUU, que busca alcanzar la hegemonía global, intenta doblegar al mundo a su voluntad”, ha comunicado este martes el Ministerio de relaciones Exteriores ruso.

Previamente, en esta misma jornada, la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos anunció que habían impuesto sanciones a una filial de la petrolera estatal rusa Rosneft Trading S.A. y a uno de sus directores, Didier Casimiro, por comerciar y transportar crudo venezolano.

Además, el Departamento del Tesoro de EE.UU. ha fijado un plazo de 90 días para que todas las compañías suspendan los negocios que están realizando con esa empresa rusa.

El comunicado emitido por la Cancillería rusa manifiesta su rechazo a las ilegales sanciones unilaterales de EE.UU. contra la petrolera rusa y subraya que reflejan “un deseo trivial de crear ventajas para las empresas estadounidenses que no pueden resistir a la competencia justa con los fabricantes rusos en el mercado internacional”.

Además, el texto señala que las sanciones del Gobierno estadounidense, presidido por Donald Trump, no podrán influir en la política internacional rusa, como su cooperación con las autoridades legítimas de Venezuela, Siria, Irán o cualquier otro país”.

 

También la embajada rusa en Washington, capital estadounidense, ha denunciado las sanciones de Estados Unidos contra Rosneft Trading en un comunicado, calificándolas de ejemplo de competencia desleal.

Por otro lado, el canciller venezolano, Jorge Arreaza, ha escrito en su cuenta de Twitter que “estas medidas arbitrarias contra la empresa rusa Rosneft Trading violan el derecho al libre comercio y a la libre empresa” y asegura que el Gobierno de Venezuela sumará acciones unilaterales a la denuncia contra EE.UU. que ha presentado ante la Corte Penal Internacional (CPI).

En 2019, Washington acusó a Rosneft y a sus subsidiarias de suministrar petróleo venezolano a los mercados extranjeros. También, el pasado 5 de febrero, el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Robert O’Brien, dijo que, si Rusia no dejaba de colaborar con Venezuela, EE.UU. iba a tomar pronto medidas contra la petrolera rusa Rosneft.

Desde que Washington reconoció al líder opositor venezolano Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela (enero de 2019), Trump ha impuesto sanciones contra distintas entidades vinculadas al Ejecutivo del presidente legítimo del país bolivariano, Nicolás Maduro, y restringido el comercio de petróleo y oro venezolanos.

Por su parte, Móscu, uno de los mayores aliados de Caracas, ha denunciado abiertamente los complots, el injerencismo, los planes golpistas e intervencionistas de EE.UU. contra el Gobierno de Maduro, y ha rechazado las peticiones del país norteamericano de que deje de comerciar con Venezuela, pues considera que dicha exigencia contraviene el derecho internacional.

mrp/shz/nii/

Comentarios